Galicia lanza la app Sergas Móvil para acceso a los servicios de videoconsulta

ofrece la posibilidad de emplear la tarjeta sanitaria virtual

Guardar

sergas
sergas
El Servicio Gallego de Salud (Sergas) ha presentado la nueva aplicación 'Sergas Móvil', con la que facilitará el acceso a los servicios de videoconsulta en la Sanidad Pública, un acto que corrió a cargo del secretario general técnico de la Consejería de Sanidad de la Xunta, Alberto Fuentes, y el subdirector general de Sistemas y Tecnologías de la Información, Benigno Rosón.

Entre sus novedades, incorporara la posibilidad de acceder, desde la propia aplicación, a los servicios de videoconsulta con facultativos de Atención Primaria u Hospitalaria, siendo estos profesionales los encargados de prescribir dichas consultas.

La nueva aplicación diseñada por el Sergas también ofrece la posibilidad de emplear la tarjeta sanitaria virtual. Así, las personas que la descarguen no tendrán que llevar consigo su tarjeta sanitaria física, pues todos sus datos también quedarán almacenados en su dispositivo móvil.

La Consejería de Sanidad del Gobierno regional subraya que para disfrutar de la tarjeta sanitaria virtual no es preciso contar con un certificado electrónico para acceder a los servicios administrativos básicos. Este requerimiento sí será preciso para poder acceder a la información clínica.
Retirar medicación
En este sentido, las personas que deseen retirar medicación en las oficinas de Farmacia podrán realizarlo de una manera cómoda, accediendo a esta aplicación, al disfrutar esta tarjeta digital, del mismo valor que la tarjeta física, explica la cartera sanitaria del Ejecutivo autonómico.

Mediante esta nueva aplicación, sus usuarios podrán acceder a los diferentes trámites que precisen realizar, como pueden ser: la gestión de sus citas médicas, localizar el itinerario más corto para llegar a su centro de salud, el emplazamiento de su consulta dentro del centro sanitario, solicitar su turno desde el móvil sin acercarse a ningún mostrador, o ser atendido en su propia casa por medio de una videoconsulta, cuando no sea precisa la atención presencial.