Fundación Grünenthal
Fundación Grünenthal

La Fundación Grünenthal premia un estudio de imagen para detectar el dolor lumbar crónico

Esta publicación fue seleccionada entre los 43 candidatos presentados, por su originalidad, interés científico, relevancia y avances propuestos

Guardar

El director de la Cátedra Extraordinaria del Dolor de la Fundación Grünenthal-Universidad de Salamanca, Clemente Muriel, y Ana Esquivias, como patrona de dicha Fundación, han hecho entrega del galardón de la XXII edición del ‘Premio a la Investigación en Dolor’, al trabajo titulado 'Thalamic neuroinflammation as a reproducible and discriminating signature for chronic low back pain’, publicado por el doctor Ángel Torrado.

Esta publicación fue seleccionada entre los 43 candidatos presentados, por su originalidad, interés científico, relevancia y avances propuestos. "Las conclusiones de este trabajo pueden contribuir, en un futuro, a mejorar el tratamiento del dolor en pacientes con dolor lumbar crónico, ya que se describe una posible vía para detectar la activación de este tipo de patología a través de técnicas de imagen e inteligencia artificial", indican desde la citada Fundación.

Según explicó Ángel Torrado, "esta investigación respalda el papel de la activación glial en el dolor lumbar crónico humano, brindando confianza en la noción de que la neuroinflamación puede ocurrir en este tipo de dolor, como se había demostrado previamente en estudios preclínicos y abriendo la puerta a la exploración de terapias inmunomoduladoras como enfoque terapéutico para el dolor crónico".

Según un estudio reciente que analiza datos de entre 1990 y 2017, dolor lumbar es la principal causa de años vividos con discapacidad y sigue siendo un problema de salud en el mundo. Este galardón de la Fundación Grünenthal-Universidad de Salamanca está dotado con 4.000 euros para ayudar a que los ganadores prosigan con sus labores investigadoras. Torrado precisó que queda todavía trabajo para mejorar la aplicación clínica de estos hallazgos, ya que el desarrollo de un "biomarcador del dolor" estaba "más allá del alcance de este estudio".

Archivado en: