sueño
sueño

Estudios epidemiológicos hallan algunos factores ambientales o infecciosos en la narcolepsia

Según informa la SEN

Guardar

En el marco del Día Europeo de la Narcolepsia, que se celebra este miércoles, 18 de marzo, el doctor Carles Gaig, que es el coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la Sociedad Española de Neurología (SEN), ha señalado que "aunque aún se está investigado al respecto, son varios los estudios epidemiológicos que han identificado algunos factores ambientales o infecciosos que podrían actuar como precipitantes de la enfermedad en pacientes genéticamente predispuestos".

La narcolepsia es una enfermedad neurológica caracterizada por somnolencia diurna excesiva, cataplejía, parálisis del sueño, sueño nocturno perturbado y/o alucinaciones antes del dormir o despertar. Solo entre un 50 y un 60 por ciento de pacientes presentan todos los síntomas característicos de esta enfermedad. La SEN calcula que, actualmente, en España, hay unas 25.000 personas pueden estar afectas por esta enfermedad, aunque la mayoría no estarían diagnosticadas.



"Aunque en los últimos años se ha mejorado considerablemente la detección de esta enfermedad, la narcolepsia sigue siendo una entidad infradiagnosticada, tanto por la variabilidad de los síntomas como por su carácter paulatino. Esto hace que aunque en un 40-50 por ciento de casos, los primeros síntomas de esta enfermedad aparezcan en la adolescencia, no sea hasta la edad adulta cuando los síntomas se hacen más patentes, cuando los pacientes son diagnosticados", explica Carles Gaig.
Demora diagnóstica
Según un reciente estudio realizado en la Comunidad de Madrid y presentando en la última Reunión Anual de la SEN, la demora diagnóstica de la narcolepsia desde el inicio de los síntomas es algo superior a los 10 años. Una situación que se da, sobre todo, en aquellos casos con síntomas leves o cuando los pacientes padecen otro trastorno del sueño más evidente, ya que hasta un 60 por ciento de los casos de narcolepsia padecen, además, otro trastorno del sueño adicional. Y es, principalmente, cuando los pacientes ven que estos síntomas tienen repercusiones en el trabajo (40%), en el ámbito escolar o académico (23%) o en el ámbito laboral (20%) cuando deciden consultar su enfermedad.

Presentar excesiva somnolencia diurna es el síntoma más habitual entre los pacientes que padecen narcolepsia, pero, además, un 40 por ciento presenta conductas automáticas o sonambulismo, el 50 por ciento tiene dificultad para dormir bien por la noche, el 80 por ciento sufre episodios de cataplejía (episodios súbitos de debilidad muscular) y el 20 por ciento sufre de pesadillas, parálisis y alucinaciones, además de trastornos alimentarios, con tendencia a la obesidad.