Elevar la cama de la madre facilita la respiración del bebé en el contacto piel con piel

Según los especialistas reunidos en el 67º Congreso de la AEP

Guardar

Según un estudio multicéntrico, llevado a cabo en 10 hospitales españoles y coordinado desde el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid por la doctora Carmen Pallás, la frecuencia de episodios de saturación de oxígeno inferior a 90 por ciento, en las dos primeras horas de vida del recién nacido, se reduce en un tercio en los niños cuyas madres están incorporadas a 45º sobre el plano horizontal de la cama en comparación con los niños cuyas madres están incorporadas a 15º mientras realizan el contacto piel con piel.

María José Mellado

"Una intervención simple como aumentar el ángulo de inclinación de la cama de la madre mientras realiza el contacto piel con piel con su hijo recién nacido, durante las primeras horas de vida tras el parto, podría favorecer la estabilidad hemodinámica y respiratoria del recién nacido contribuyendo así a reducir la aparición los colapsos neonatales súbitos e inesperados durante este procedimiento", asegura la doctora Isabel Izquierdo, quien es portavoz de muerte súbita del Comité de Promoción de la Salud de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Asimismo, dicha especialista argumentó, durante el 67º Congreso de la AEP celebrado en Burgos, que "al menos el 80 por ciento de los recién nacidos, por parto vaginal o cesárea sin anestesia general, son colocados en contacto piel con piel inmediato o en los primeros cinco minutos tras el parto".

Respecto a los beneficios descritos de este primer contacto entre madre e hijo, Isabel Izquierdo subrayó que "son innumerables, por lo que se debe estimular su práctica de manera segura y supervisada: favorece la adaptación a la vida extrauterina, disminuye el estrés, facilita la regulación térmica, la glucemia y la estabilidad cardiorrespiratoria, disminuye el tiempo de llanto, fomenta el establecimiento del vínculo, beneficia el agarre al pecho, disminuye la ansiedad materna y aumenta la frecuencia y la duración de la lactancia materna, entre otros".
Colapso postnatal súbito
Sin embargo, los pediatras apunta que la implantación del contacto piel con piel como práctica habitual en los paritorios y maternidades, puso de manifiesto la aparición de episodios de colapso postnatal súbito e inesperado que, aunque continúan siendo un fenómeno muy poco frecuente, puede tener consecuencias graves. Los datos sobre la incidencia, tendencia, evolución y pronostico son variables debido a la falta de consenso en su diagnóstico, considerándose actualmente una infraestimación de los casos.

En la misma línea de fomentar una práctica clínica y asistencial segura y de calidad que redunde en la salud de los más pequeños, cabe destacar la intervención del doctor Enrique Villalobos, responsable de Seguridad del Paciente del Servicio de Pediatría del Hospital Niño Jesús de Madrid y vicepresidente Sociedad Española de Pediatría Hospitalaria (SEPHO), quien abordó de manera práctica la necesidad de protocolizar el manejo seguro de la medicación de alto riesgo.

Archivado en: