El ISCIII describe un nuevo papel en la regulación del microambiente tumoral

Para uno de los genes supresores de tumores

Guardar

isciii
isciii
Un equipo de profesionales sanitarios del Instituto de Salud Carlos III, concretamente del Grupo de su Unidad de Terapias Farmacológicas, el cual está dirigido por la doctora Sonsoles Hortelano, ha descrito un nuevo papel en la regulación del microambiente tumoral para uno de los genes supresores de tumores.

Según aclaran los mencionados investigadores, lo conseguido fue describir "un nuevo papel para el gen de supresión tumoral Alternative Reading Frame (ARF) como modulador del microambiente tumoral, demostrando que es capaz de regular el microambiente tumoral y el crecimiento de los tumores a través de cambios en la activación de los macrófagos".

El trabajo de investigación llevado a cabo por el Grupo de la Unidad de Terapias Farmacológicas del Instituto de Salud Carlos III, que fue publicado en la revista especializada Oncotarget, "abre nuevas vías para entender mejor los mecanismos que regulan la progresión tumoral". "Demuestra que la ausencia de ARF provoca una mayor infiltración de macrófagos en los tumores, lo que conduce a un incremento en la formación de nuevos vasos sanguíneos, favoreciendo la migración de las células tumorales", explican.

En este contexto, los autores de este estudio declaran que los genes supresores de tumores "son genes que controlan el crecimiento de las células en el organismo sano, actuando como reguladores negativos de crecimiento". "Por lo tanto, cuando dichos genes no están presentes en la célula, o su funcionamiento no es correcto, las células pueden crecer fuera de control, lo que puede conducir al cáncer", explican.

"Existen numerosos genes supresores de tumores implicados en diversos cánceres; el gen ARF es uno de ellos y su mutación se ha descrito en casi un 50 por ciento de los tumores humanos entre los que destacan los de mama, colon, próstata, glioblastoma", continúan los profesionales, que concluyen con la afirmación de que "entender los mecanismos que regulan esas interacciones resulta fundamental para comprender mejor la progresión de los tumores e identificar nuevas dianas de intervención terapéutica".