El Instituto Biocruces detecta que el Parkinson afecta a la inervación simpática del corazón

'Encuentros con la Salud'

Guardar

esteban
esteban
Un equipo de investigadores del Instituto Biocruces de la localidad vizcaína de Baracaldo ha llevado a cabo un estudio por el que detectó que la enfermedad de Parkinson "comienza muchos años antes de las primeras manifestaciones motoras y afecta al sistema nervioso vegetativo, particularmente a la inervación simpática del corazón".

Juan Carlos Gómez Esteban

Este grupo de profesionales sanitarios del Instituto vasco presentó este trabajo, por mediación del coordinador de su Área de enfermedades neurodegenerativas, el doctor Juan Carlos Gómez Esteban, en la celebración de una nueva edición del evento 'Encuentros con la Salud', foro en el que señaló que el corazón es "una fuente de información para la detección precoz del Parkinson".

"Temblor, lentitud y rigidez son tres de los síntomas motores más evidentes en la expresión del Parkinson, una enfermedad en la que la mayor parte de las personas afectadas tiene más de 65 años, pero no es exclusiva de las personas mayores", continuó este profesional sanitario, que añadió que "según estimaciones de la Federación Española de Párkinson (FEP), una de cada cinco personas afectadas es menor de 50 años".

En este contexto, Juan Carlos Gómez Esteban indicó que la patología "afecta a más de 160.000 personas en España, 30.000 de las cuales están sin diagnosticar". "Más allá de los síntomas motores, existen problemas en la piel y en la retina, y afectaciones en el corazón, cuestión, esta última, en la que el grupo de Biocruces ha profundizado", aclaró.
Medida de pulsaciones
"Alrededor del 80 por ciento de las personas que padecen Parkinson expresan su incapacidad para elevar la frecuencia cardiaca hasta las 150 pulsaciones tras la práctica de ejercicio físico", prosiguió el representante del Instituto Biocruces, que agregó que "se quedan en torno a las 80, 90 pulsaciones". "Es lo que se conoce como insuficiencia cronotrópica", concreta.

Gómez Esteban manifestó que el objetivo era "identificar si estas alteraciones cardiacas son precoces o aparecen cuando la enfermedad avanza". Para ello, estudiaron formas genéticas de la patología, "porque son más rápidas y agresivas que las formas clásicas de la enfermedad", explicó.

"El grupo ha descubierto dos mutaciones nuevas que producen enfermedad de Parkinson (E46K del gen SNCA) y parkinsonismos atípicos (K317M en el gen MAPT)", declaró este profesional sanitario, que aseguró que se definió "el fenotipo clínico de ambas enfermedades". Todo ello fue publicado en las revistas especializadas 'Annals of Neurology y Neurology', tras lo que, realizó otro estudio junto a la Asociación Parkinson Vizcaya (ASPARBI), del que sus resultados se conocerán el 11 de abril, con motivo del día mundial de esta enfermedad.