El Hospital Gregorio Marañón mejora en un 10% la calidad del descanso con un nuevo proyecto

Estrategia 'Morfeo'

Guardar

El reciente estudio piloto 'Morfeo', realizado en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, ha permitido conocer cómo la puesta en marcha de una intervención sobre factores como el ruido, la temperatura, las interferencias por la actividad del personal sanitario durante la noche y el control del dolor pueden mejorar, hasta en un 10 por ciento, la calidad del descanso percibida por los pacientes hospitalizados.

hospital-gregorio-marañonLa mejora de la calidad del descanso se incluyó como una de las estrategias del Plan de Humanización 2016-2019 de la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad con el objetivo de "reducir los efectos negativos que el ruido y otros factores tienen en el descanso, considerados un problema de salud pública, especialmente en personas de edad avanzada", explican los especialistas de este centro sanitario.

Esta intervención diseñada en el Hospital Gregorio Marañón, con la coordinación del Servicio de Medicina Preventiva y Calidad y la participación de siete Unidades de Hospitalización de las áreas de Geriatría, Neurocirugía, Cirugía General, Medicina Interna y Traumatología, se centró en la instalación de sonómetros tipo semáforo, carteles, adaptación de horarios de actividad del personal del hospital, sesiones de concienciación, revisión de necesidades de mantenimiento y difusión entre los profesionales del protocolo de control del dolor.

Según señala el hospital madrileño, en el estudio de preintervención que se realizó, "un 34,1 por ciento de los pacientes evaluados mostraron tener una percepción mala o bastante mala del descanso". En las unidades hospitalarias analizadas, siete en total, "los valores de ruido superaron los índices recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)", añade. Junto a este parámetro, también se valoraron de forma negativa "las interferencias producidas por la actividad del personal sanitario, el calor ambiental y el control del dolor", puntualiza.