El Hospital Gregorio Marañón incorpora nuevos catéteres para el tratamiento de arritmias complejas

Guardar

El Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón ha organizado el XII curso de “Sistemas de Navegación en Electrofisiología Cardiaca”, en el que se han presentado nuevos catéteres y sistemas de navegación para el tratamiento de arritmias complejas que el centro incorporará a la práctica clínica.

El Hospital Gregorio Marañón presenta anualmente los avances en sistemas de navegación cardiaca. Estos sistemas que reconstruyen la anatomía cardiaca de una forma muy fidedigna, permiten la ablación de arritmias ventriculares y supraventriculares que anteriormente no se podían abordar de una forma tan eficaz. Con estos sistemas se definen mejor el origen de las arritmias y las zonas a tratar gracias a una información precisa en tres dimensiones, señalan del hospital.

Uno de los nuevos tipos de catéteres que se están utilizando son los conocidos como “con sensor de contacto”, que incorporan los citados sensores para permitir al cardiólogo saber cuándo ha establecido contacto con la pared del corazón, la presión que se está ejerciendo y las características del tejido que está tocando. Con toda esta información se puede optimizar tratamientos al aumentar la eficacia de la ablación.

También se incorporó un tipo de catéteres con múltiples electrodos que permiten cartografíar simultáneamente superficies muy extensas. Éstos se expanden dentro de la cámara cardiaca y registran toda su actividad eléctrica, datos con los que se realizan diagnósticos mucho más rápidos. Asimismo se presentaron otros catéteres que permiten ablación circunferencial mediante liberación de energía láser.

Otro de los avances en esta área es la crioablación con balón. Una variante que destruye por congelación el tejido auricular gracias a una especie de pelota que se hincha dentro de la vena pulmonar donde se baja la temperatura por debajo de menos cincuenta grados.