hospital-ruber-internacional-quiron-salud
hospital-ruber-internacional-quiron-salud

El H. Ruber Internacional opera con éxito un caso de estenosis carotídea posterior a radioterapia

para reparar la estrechez de la arteria carótida interna

Guardar

El Hospital Ruber Internacional de Madrid ha informado de la realización de una operación, por parte de su Unidad de Patología Vascular, en un caso de estenosis carotídea posterior a radioterapia, una intervención quirúrgica que, "con éxito, ha reparado la estrechez de la arteria carótida interna".

Este procedimiento quirúrgico se conoce como "endarterectomía carotídea" y consiste en "la reparación de la arteria mediante la limpieza de la placa de ateroma y el engrosamiento de la pared por la radioterapia, responsables de la estrechez arterial, y conseguir así un aumento de calibre de la arteria que permita el correcto flujo sanguíneo", detallan desde este centro.

Pablo Gallo

La paciente en cuestión, de 38 años, "ha remitido, prácticamente, todos los síntomas que acusaba, habiendo desaparecido, también, el riesgo constante de sufrir un accidente cerebro-vascular", aseguran desde el Hospital Ruber Internacional.

De acuerdo con el jefe de la Unidad de Patología Vascular de este centro, el doctor Pablo Gallo, "las arterias carótidas se pueden estrechar (estenosis) u ocluir produciendo una disminución o bloqueo del flujo sanguíneo que suministra la sangre al cerebro y a la cabeza. Esto se debe a que la pared va engrosando por la placa ateromatosa formada en la arteria debido a los factores de riesgo ya comentados y la lesión producida por la radioterapia ocupando toda la luz del vaso”.
Equipo profesional con experiencia
Según el responsable de la Unidad de Radiología Vascular Intervencionista del Hospital Ruber Internacional, el doctor Santiago Zubicoa, “en algunos casos, el acceso a la arteria se dificulta porque las estructuras vecinas, como son los músculos, la piel y otros tejidos, pueden estar adheridos y endurecidos, las arterias pueden estar excesivamente frágiles y friables con gran riesgo de romperse, lo que requiere un equipo profesional con mucha experiencia en este tipo de casos”.

Santiago Zubicoa