El estudio SIPPET aporta datos sobre incidencia de inhibidores en pacientes de hemofilia A severa

con el uso de productos de factor VIII (FVIII) recombinante es un 87 por ciento mayor

Guardar

El estudio SIPPET (Survey of Inhibitors in Plasma-Products Exposed Toddlers), llevado a cabo por investigadores del centro de Hemofilia y Trombosis Angelo Bianchi Bonomi de Milán, ha revelado que en aquellos pacientes que no han recibido tratamiento previo (PUPs), el riesgo de aparición de un inhibidor con el uso de productos de factor VIII (FVIII) recombinante es un 87 por ciento mayor que utilizando factor VIII plasmático.

fedhemoEl estudio, cuyo resultado se publicó recientemente en el New England Journal of Medicine, se realizó entre 2010 y 2015. Según informa la Federación Española de Hemofilia (FEDHEMO), un grupo de PUPs con hemofilia A grave recibió tratamiento en 42 centros participantes, en 14 países de África, Asia, América y Europa. Como parte del estudio aleatorio de 251 PUPs, 125 pacientes recibieron FVIII derivado de plasma (que contenía factor Von Willebrand) y 126 recibieron FVIII recombinante.

"De esta forma, SIPPET busca resolver definitivamente el debate sobre si el origen de los concentrados de factor VIII (plasmático o recombinante) varía el riesgo de desarrollar inhibidores en niños con hemofilia A severa que no han sido tratados previamente (PUPs)", explica FEDHEMO.

Estos datos fueron presentados en el Congreso Anual de la Sociedad Estadounidense de Hematología (ASH) de Orlando, Florida (Estados Unidos) y, según la profesora Flora Peyvandi, "podrían tener repercusiones en la elección de los productos para el tratamiento de los PUPs, dado que el desarrollo de inhibidores sigue siendo el desafío principal en el tratamiento de la hemofilia A".