El 62% de sanitarios recomienda apps a sus pacientes diabéticos para gestionar la patología

Jornada informativa de Roche

Guardar

La jornada informativa 'Conecta con la diabetes', de la compañía farmacéutica Roche, ha reunido a más de 100 profesionales e influencers digitales del sector para debatir el futuro de esta enfermedad, en la que señalaron que el 62 por ciento de los sanitarios recomienda actualmente las aplicaciones para móviles (apps) a sus pacientes, según una encuesta realizada en 2017 a enfermeras educadoras y dietistas que trabajan con personas con diabetes y obesidad.

Lisa Huse

Aunque, hoy en día, sólo un 24 por ciento de los pacientes con diabetes tipo I y un 8 por ciento de los pacientes con diabetes tipo II las utiliza de forma habitual. Sin embargo, los especialistas predicen que este porcentaje crecerá exponencialmente en pocos años, a medida que logren mejorar sus prestaciones, tengan una mayor interoperabilidad o logren automatizar todos los procesos, de manera que supongan una menor carga para el usuario.

Las apps, al mismo tiempo que muchas otras soluciones digitales actualmente en el mercado o en desarrollo, estarán presentes de forma habitual en el día a día de muchas de las personas que padecen diabetes, ayudándolas a permanecer con un índice glucémico estable y minimizando la aparición de otras enfermedades derivadas como, por ejemplo, el daño renal y la retinopatía.

Por su parte, la directora general de Roche Diabetes Care en España, Lisa Huse, considera que "hacia 2025, la mayoría de las terapias integrarán soluciones digitales, mejorando los resultados de salud de los pacientes y en favor de una mayor sostenibilidad del sistema sanitario”.
Rol activo de los pacientes
Una de las principales conclusiones de la jornada fue, precisamente, destacar el rol activo que los pacientes deben tener en el desarrollo de las nuevas soluciones, junto con la industria. En este sentido, una de las temáticas que generó más debate fue la demanda, por parte de profesionales y pacientes, de producir un “páncreas artificial”.

Respecto a la seguridad de los datos, la organizadora de la jornada, Sonia Antón, matizó que "el destino de toda la información relacionada con las glucemias que se produce con los nuevos métodos de medición y se sube a la nube debe ser muy bien administrada y controlada para evitar invasiones a la intimidad”.