EQUIPOTOMOTERAPIA
EQUIPOTOMOTERAPIA

Eficacia de la tomoterapia en pacientes con tumores nasofaríngeos que precisan reirradiación

Guardar

Según los especialistas en Oncología Radioterápica del Grupo IMO, el tratamiento de irradiación con un equipo de alta tecnología como la Tomoterapia resulta eficaz en pacientes con tumores nasofaríngeos, en concreto en aquellos casos que precisan un tratamiento de re-irradiación debido a recaída o  recidiva en la misma zona. Esta es la conclusión de un estudio en el que han participado 17 pacientes (13 de ellos varones) con una edad media de 57 años y un seguimiento de tres años de evolución. “Ahora estamos en la primera fase de este estudio cuyos resultados deberán refrendarse con una muestra mayor de pacientes con este tipo de tumor, con el objetivo de consolidar estos resultados”, aclara el Dr. José Luis López Guerra, oncólogo radioterápico y profesor del Máster en Aplicaciones Avanzadas en Oncología Radioterápica de la Fundación Grupo IMO y uno de los autores del estudio.

El tratamiento con Tomoterapia es una alternativa para estos pacientes que fueron tratados con Radioterapia convencional y que, tras una recaída, es decir, una recidiva locorregional, sólo tenían esta opción terapéutica a su alcance. “Gracias a este procedimiento terapéutico hemos valorado su eficacia ya que en los primeros tres años de seguimiento se logró un control local de la enfermedad tumoral en el 80% de los pacientes y su supervivencia también alcanzó esa misma cifra. En cuanto a los efectos secundarios -añadió el Dr. López Guerra- el 50% de los pacientes presentaron algún trastorno leve o moderado, como dermitis o mucositis, que respondieron bien a los tratamientos médicos aplicados. En cambio, ningún paciente tuvo efectos secundarios severos a largo plazo. Asimismo, tras un análisis de la evolución de los enfermos, se ha observado que aquellos pacientes que, por diferentes motivos, habían tenido el tratamiento de re-irradiación más prolongado, presentaban una mayor tendencia a tener más efectos secundarios”, asegura el Dr. López Guerra.

“Las conclusiones más relevantes de este trabajo científico –finaliza el Dr. José Luis López Guerra- son, en primer lugar, que las reirradiación con Tomoterapia en pacientes con recaídas locorregionales de cáncer nasofaríngeo permite alcanzar buenos resultados de control local de la enfermedad tumoral y de supervivencia, con una aceptable toxicidad. Asimismo, en pacientes con alto riesgo de sufrir efectos secundarios severos y que precisen reirradiación, la Tomoterapia es una excelente opción, además de por su eficacia terapéutica, porque evita graves efectos secundarios”. En este trabajo científico elaborado por los especialistas de la Unidad de Tomoterapia del Grupo IMO, uno de los pocos centros de referencia en España que dispone de esta alta tecnología, han colaborado los doctores Raúl Matute, Fernando Puebla, Juan Manuel García, el equipo de físicos de dicha Unidad y la coordinación del Dr. Ignacio Azinovic, director médico del Grupo IMO.