Devicare anuncia nuevos datos de Lit-Control para calcificación de catéteres en pacientes litiásicos

En respuesta a una necesidad médica no resuelta

Guardar

0-4.jpg
0-4.jpg
La compañía de dispositivos y soluciones médicas Devicare y nueve hospitales especializados en Urología han completado con "éxito" el ensayo clínico que muestra la eficacia del uso combinado de un dispositivo médico Lit-Control pH Meter y un nutracéutico para prevenir la calcificación de los catéteres doble J mediante el control del pH urinario y el aporte de inhibidores de la cristalización.

Jordi Cuñé

Este estudio, cuyos resultados se presentarán en la Reunión de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscopia y Robótica de la Asociación Española de Urología (AEU) el próximo enero en Palma de Mallorca y en el Congreso de la Asociación Europea de Urología en marzo en Barcelona ante más de 10.000 urólogos, da respuesta a una necesidad médica no resuelta que afecta a una parte importante de los pacientes afectados de urolitiasis.

“Estos resultados clínicamente significativos muestran que tenemos una solución que facilitará la praxis médica y aportará seguridad en el manejo del paciente implantado con un catéter doble J. Será una verdadera revolución”, explicó el jefe de la Unidad de Litiasis del Hospital Universitario de Bellvitge, en Barcelona, y coordinador del Grupo de Litiasis y Endurología de la AEU, el doctor Carlos Torrecilla.

Un total de 105 pacientes participaron en el ensayo multicéntrico, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo que se llevó a cabo durante 2018 en los hospitales universitarios de Bellvitge, el de La Paz de Madrid, el Río Hortega de Valladolid, el de San Cecilio de Granada, el de Valme de Sevilla, el Álvaro Cunqueiro de Vigo, el de La Fe de Valencia, el de Santiago de Compostela y la Fundació Puigvert, con la participación del laboratorio de Investigación en Litiasis Renal de la Universidad de las Islas Baleares.
Hipótesis de trabajo
Para el director científico de Devicare, Jordi Cuñé, este ensayo “es un éxito rotundo que valida la hipótesis de trabajo y refuerza nuestra apuesta firme para aportar soluciones innovadoras en el campo de la Urología”. Además, avanzó que la base científica y tecnológica lograda "permitirá profundizar en el campo de los catéteres, así como aproximarnos a la investigación de otras necesidades no cubiertas como la prevención de las infecciones en el paciente sondado".

El catéter doble J o ureteral es un dispositivo tubular, con un diámetro pequeño, de diferentes materiales como la silicona, que se implanta en los pacientes para facilitar el paso de orina del riñón a la vejiga cuando el uréter está obstruido por una piedra, así como para prevenir dicha obstrucción. En estas situaciones, el catéter puede llevarse desde unos días, hasta semanas o meses.