Clínicos e investigadores jóvenes ven peligrar la calidad asistencial en la atención del VIH

por la exclusión de Enfermedades Infecciosas como especialidad

Guardar

gesida
gesida
El Grupo de Estudio del SIDA (GeSIDA) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), ha presentado en su VII Congreso anual un estudio realizado entre profesionales sanitarios jóvenes menores de 40 años sobre la atención del VIH en España, en relación con el peligro que supone el no reconocimiento de la especialidad de Enfermedades Infecciosas (EI), y su impacto en la calidad de la atención recibida por los pacientes.

En concreto, más del 90 por ciento de los encuestados considera necesaria una especialidad en EI para asegurar la calidad de la atención a los pacientes con VIH y avala así la advertencia de GeSIDA sobre el riesgo de que esta se deteriore como consecuencia de la negativa del Gobierno del Partido Popular (PP) a incluirla en el RD de Troncalidad, donde Infecciosas queda como Área de Capacitación Específica (ACE), con prácticamente un año de formación especializada.

Los encuestados, profesionales jóvenes todos dedicados actualmente al VIH, creen mayoritariamente (un 88 por ciento) que "no existen apoyos suficientes para favorecer la dedicación al VIH". A juicio de GeSIDA, su propia situación laboral, "es un signo más que elocuente de esta falta de estímulos, pues más de la mitad de los encuestados tiene contratos inferiores a un año, percibe un salario neto inferior a 1.500 euros mensuales, y la mayoría encuentra claras dificultades para asegurar la adquisición de competencias clínicas durante el recorrido formativo".
Plantean reorientar sus esfuerzos a otras áreas
Ante estas dificultades y falta de estímulos, un 25 por ciento de los médicos y hasta un 33 por ciento de los profesionales sanitarios no médicos que atienden en estos momentos a los pacientes seropositivos se plantean en este momento reorientar sus esfuerzos hacia otras áreas diferentes al VIH o a las enfermedades infecciosas.

GeSIDA viene advirtiendo a todos los grupos políticos que el Decreto de Troncalidad recientemente aprobado por el Gobierno, el cual deja a las EI fuera del reconocimiento de especialidad y limita un año la formación especializada en estas patologías, "tendrá gravísimas consecuencias sanitarias en la atención del VIH y mermará la calidad asistencial de la atención a estos pacientes, en un contexto en el que la epidemia va a más en determinados colectivos de riesgo donde están fallando todas las estrategias de prevención".

“El Gobierno puede arruinar, con un solo decreto, gran parte de los avances que hemos logrado en los últimos 20 años, y dejar a estos miles de pacientes que serán enfermos crónicos que requerirán de tratamiento durante muchas décadas, sin la atención de verdaderos profesionales especializados con la suficiente cualificación”, en palabras de su presidente, Antonio Rivero, que considera que la situación “no será alarmante a corto plazo, pero sí puede llegar a serlo cuando se produzca el relevo generacional de los actuales profesionales”.
Reconocimiento internacional
La exclusión de Enfermedades Infecciosas como especialidad es además contraria a lo que sucede en Europa según GeSIDA: "La especialidad está reconocida en 20 países miembros de la UE y en la actualidad existe en 23 de los 27 Estados Miembros. Está, de hecho, reconocida en más países de la UE que las de Psiquiatría Infantil o de Genética, por ejemplo, que son dos nuevas especialidades creadas en este Proyecto de Real decreto".

Por otra parte, "es una especialidad que existe en EEUU, Canadá, Nueva Zelanda, Australia, en la mayoría de países de América Central y del Sur y en muchos países de Europa de Este y Asia. Con este Decreto estamos por tanto yendo no sólo en dirección contraria a lo que nos va a requerir la evolución de las patologías infecciosas y en particular del VIH, sino en contra de lo que están haciendo los países de nuestro entorno, a pesar de que el dato de nuevos diagnósticos en España es peor que la media europea”, afirmó Rivero.