Casi cuatro mil personas ya tienen instalada la app vasca para la asistencia a la parada cardíaca

Resultados tras seis meses de existencia

Guardar

ImagenAPP (002)
ImagenAPP (002)
Seis meses después de su puesta en marcha, 3.724 personas han instalado ya en sus dispositivos móviles la nueva aplicación (app) para la asistencia a la parada cardiaca extrahospitalaria (PCEH) elaborada por el Departamento de Salud del País Vasco y Osakidetza.

Su objetivo es poner al servicio de las personas información útil y ampliar sus capacidades de respuesta si se tiene que actuar en el caso de presenciar una parada cardíaca, para así ayudar y aumentar las posibilidades de supervivencia de una persona mientras llegan los servicios de emergencia.

La aplicación, que diariamente cuenta de media con cinco accesos, permite localizar los desfibriladores instalados en Euskadi, que alcanzan ya los 1.466, (240 en Araba, 834 en Vizcaya y 392 en Guipúzcoa), casi el triple que hace dos años. Igualmente, a través de la aplicación las personas pueden recibir formación, información de reconocimiento y detección de una parada cardiorrespiratoria y contactar directamente con el 112.
Una aplicación que puede salvar vidas
En palabras del consejero de Salud de la comunidad, Jon Darpón, "esta app es un recurso moderno, novedoso que Osakidetza pone al servicio de las personas para implicar a la sociedad vasca en algo que es responsabilidad global, porque la respuesta de la sociedad ante una parada cardiorrespiratoria puede salvar vidas".

De este modo, la aplicación, que está disponible en euskera, castellano e inglés para IOS y Android y que puede descargarse de forma gratuita, sirve para incrementar los conocimientos sobre la PCEH, ayuda a detectar situaciones de parada cardiorrespiratoria en nuestro entorno, guía la puesta en marcha de la cadena de supervivencia, facilita la práctica de reanimación por testigo, informa sobre la ubicación del DEA (desfibrilador) más cercano y su uso y agiliza la respuesta activando la respuesta de soporte vital avanzado.