Tecnología e Investigación Según los asistentes a un encuentro de la Fundación Tecnología y Salud

La Tecnología Sanitaria permite diagnosticar precozmente y tratar el ictus

— Madrid 26 Nov, 2020 - 2:08 pm

Con el fin de analizar el reto actual que supone el abordaje del ictus para el Sistema Nacional de Salud (SNS), la Fundación Tecnología y Salud ha celebrado el VII Encuentro con Pacientes y Sociedades Científicas, bajo el título ‘La Tecnología Sanitaria al Servicio de los Pacientes con ictus‘, que contó con la participación de representantes de asociaciones de pacientes, sociedades científicas y la industria de tecnología sanitaria, los cuales concluyeron que “la Tecnología Sanitaria permite diagnosticar precozmente y tratar el ictus e incluso prevenirlo mucho antes de que los pacientes presenten síntomas”.

El 25 por ciento de los adultos mayores de 25 años sufrirá un ictus a lo largo de su vida en el mundo. En España, esta enfermedad neurológica es la segunda causa de muerte y la primera en mujeres, con más de 110.000 afectados cada año. Además, esta patología cerebrovascular provoca que un 50 por ciento queden en situación de dependencia por discapacidad o fallezca.

Aunque la puesta en marcha del protocolo Código Ictus permitió mejorar la atención sanitaria a las personas que presentan esta afección, “las cifras continúan siendo muy críticas”, lamentan los especialistas. “La tecnología sanitaria es fundamental en el abordaje de esta enfermedad, tanto para prevenir su aparición y realizar un diagnóstico precoz, como para su tratamiento en las fases aguda y crónica. Estas innovaciones salvan y mejoran la calidad de vida de los pacientes”, manifestó el presidente de la Fundación Tecnología y Salud, Fernando Bandrés.

Por su parte, la secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud y secretaria general de la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Margarita Alfonsel, destacó que “el sector de Tecnología Sanitaria innova permanentemente con el fin de contribuir a mejorar la atención sanitaria de estos pacientes”.

Inteligencia artificial y Big Data

En este sentido, Margarita Alfonsel añadió que “los diagnósticos permiten identificar eficazmente y con gran precisión la situación del paciente, reduciendo, además, notablemente el tiempo de evaluación a pocos minutos. Por su parte, la mejora de los dispositivos a través de su miniaturización posibilita tratamientos menos invasivos, con menores efectos secundarios y resultados más fiables”.

“La inteligencia artificial y el Big Data están revolucionando la tecnología para la prevención y el diagnóstico precoz del ictus y se trabaja para identificar a una persona que podría sufrir un episodio, incluso antes de que este ocurra”, apuntó el presidente del sector de Tecnologías y Sistemas de Información Clínica, David García.

En relación con la tecnología actual, David García explicó que, “para lograr un diagnóstico precoz, ya se está trabajando con equipos de imagen diagnostica que realizan protocolos inteligentes con capacidad para generar imágenes en 3D que permiten visualizar la lesión y las partes afectadas con altísima resolución”.