Derecho Sanitario la generalitat valenciana no realizó una valoración de efectos económicos, según ribera salud

El Supremo admite a trámite el recurso contra la reversión del Hospital de La Ribera

— madrid 30 Abr, 2021 - 4:00 pm

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha acordado admitir a trámite el recurso de casación presentado por el grupo sanitario Ribera Salud contra la resolución por la que se decidió no prorrogar el contrato de gestión de servicios de atención sanitaria integral en el valenciano Departamento de Salud de La Ribera, correspondiente al Hospital de La Ribera.

Esta compañía argumenta que “la decisión de no prorrogar el contrato no se produce para volver a licitarlo, sino para cambiar el modelo de gestión a un sistema de gestión directa” y, aunque no discute la “discrecionalidad con que goza la Administración para denegar la prórroga del contrato”, denuncia “la inaplicación de la legislación de estabilidad presupuestaria que prescribe estudios económicos del coste que, para la Administración, puede suponer este cambio de modelo en la gestión”.

En este sentido, este Grupo denuncia que “se ha omitido el informe o memoria económico previsto en el mencionado artículo 7.3 de la Ley Orgánica 2/2012, en el que se valoren las repercusiones presupuestarias del acto administrativo en ciernes, lo que implicaría la necesidad de incorporar al expediente informes, memoria o un estudio financiero que actualice los costes, evitando así decisiones ‘a ciegas’ desde el punto de vista presupuestario”.

El Tribunal Supremo admite el recurso, pues entiende que la cuestión en la que existe interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia “consiste en aclarar si, el acto administrativo por el que se acuerda no prorrogar un contrato, cuando comporta que la administración asume la gestión directa, está supeditado a la valoración de sus repercusiones y efectos económicos”.

Estabilidad presupuestaria

Por tanto, ahora el Alto Tribunal debe interpretar la norma jurídica contenida en el artículo 7.3 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, Estabilidad Presupuestaria. “Todo ello, sin perjuicio de que la sentencia haya de extenderse a otras normas o cuestiones jurídicas, si así lo exigiere el debate finalmente trabado en el recurso”, señala el auto.

Fuentes de Ribera Salud aseguran que respetan “la independencia judicial” y no quieren hacer comentarios al respecto. Sin embargo, manifiestan estar “convencidos” de que “la reversión de Alzira incumplió la Ley”. “Estamos orgullosos de que el último servicio del Hospital de La Ribera a la sociedad sea el crear jurisprudencia y un marco de seguridad jurídica para los trabajadores y para las empresas de España, y más en una época en la que estamos reclamando fondos europeos, y la falta de rigor puede perjudicar la imagen internacional de España”, concluyen.