Derecho Sanitario reintegro en caso de que el empleado reciba pensión y salario

El Supremo se pronuncia sobre la devolución de prestaciones indebidas pagadas a funcionarios

— madrid 16 Mar, 2021 - 5:57 pm

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que reflexiona sobre qué procedimiento es aplicable para el reintegro en caso de duplicidad de percepciones (sueldos y pensiones) a funcionarios, incluidos los sanitarios, al recibir una recurso de casación interpuesto por la Abogacía del Estado.

El caso en el que se enmarca el fallo corresponde a una funcionaria jubilada del Cuerpo General Auxiliar de la Administración General del Estado destinada en la Jefatura Provincial de Tráfico de Málaga, que solicitó incapacidad permanente, a la cual se le pagó la pensión que le correspondía como jubilada y, en la nómina de septiembre de 2013, se le pagó en concepto de atrasos 87.701,05 euros brutos, calculados desde el 1 de mayo de 2009.

“El caso es que, durante la tramitación del procedimiento jurisdiccional y hasta su cese por jubilación, había continuado prestando servicios y percibiendo sus retribuciones como funcionaria, por lo que el 24 de mayo de 2014, la Dirección General de Tráfico solicitó de Clases Pasivas que se le informase de lo percibido por jubilación entre el 24 de abril de 2009 al 17 de marzo de 2013, ya que el percibo de esa prestación es incompatible con el desempeño de la profesión”, recoge esta sentencia.

Así, la Dirección General de Tráfico remitió el expediente a Clases Pasivas para que iniciase el procedimiento de reintegro de la prestación de jubilación indebidamente percibida, pero Clases Pasivas señaló que era la citada Dirección la que debía reclamar las cantidades percibidas en concepto de salario y por el procedimiento correspondiente.

Incompatibilidad entre las percepciones

Por su parte, esta funcionaria jubilada alegó que “no cabe el reintegro de los haberes percibidos cuando estaba en servicio activo, pues su percepción fue legal, no debida a error alguno”, y que, “de haber algún ingreso indebido, sería el de la indemnización recibida en virtud de la sentencia y competencia de Clases Pasivas”.

En este sentido, el Tribunal Supremo pone el foco en “la incompatibilidad entre la percepción por un empleado público de sus retribuciones correspondientes al desempeño de su puesto en servicio activo y, simultáneamente, la percepción de una pensión de jubilación con cargo al sistema de Clases Pasivas”; y señala que, “a efectos competenciales, luego procedimentales, será competente para acordar, en su caso, el reintegro el órgano que haya reconocido y abonado indebidamente la pensión o bien el que indebidamente le siga retribuyendo”.

“Si es la propia Administración quien advierte esa doble percepción, la devolución exigida requiere integrar el concepto indebido, lo que lleva a las reglas de revisión de actos administrativos. Si se acuerda el reintegro de la pensión de jubilación indebidamente reconocida y abonada, no se está ante un supuesto de embargo, renuncia o enajenación de la misma, sino ante un reconocimiento y pago indebido”, continúa la sentencia.

En este caso concreto, el Alto Tribunal se centra en que “lo que es objeto de reintegro no son los atrasos de las pensiones -algo inmodificable ya por estar amparado en sentencia firme-, sino las retribuciones percibidas entre 2009 y 2013, en concepto de servicios prestados como funcionaria en activo constante la relación de servicios”.