Farmacia después de que ya le fuera designada a su titular en el año 2002

El Tribunal Supremo se pronuncia sobre la autorización de instalación de una farmacia en Asturias

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre un concurso de farmacias del Principado de Asturias, con motivo de un recurso tras una autorización por parte del Ejecutivo de esta comunidad autónoma para la instalación de una farmacia de un local, después de que este ya le fuera designado a su titular en el año 2002.

«Como se deduce claramente de los términos de la sentencia recurrida, la Sala de instancia parte del hecho cierto de que el objeto del presente procedimiento está constituido exclusivamente por la resolución de 10 de abril de 2015, por la que se autoriza a doña Vicenta la instalación de la oficina de Farmacia concedida en el local que dicha señora había designado», detalla el fallo del Tribunal Supremo.

«Sostiene la parte recurrente que se equivoca la sentencia al admitir que se den por válidas las actuaciones que tuvieron lugar en el primer procedimiento de adjudicación en relación con la documentación referida al local, cuando la retroacción de actuaciones se hizo por nulidad de dicho procedimiento. Tampoco puede prosperar este motivo. La Administración no dio por válidas actuaciones anteriores, sino que volvió a valorar la documentación presentada en el procedimiento anterior», prosigue el mismo documento.

No se produjo variación

Además, especifica que en el escrito presentado el 3 de octubre de 2014, la adjudicataria de la nueva farmacia manifestó que siendo el local el mismo que en su día había designado -en 2002- y no habiéndose producido variación alguna en relación con la documentación aportada en su día, solicitaba que se trajese la misma al nuevo expediente.

Y en la resolución de 10 de abril de 2015, la Administración da cuenta de la designación del local en dicho escrito y valora la conformidad del mismo con las exigencias y requisitos legales, declarando expresamente que se había procedido al estudio de la documentación obrante en el expediente. «Nada hay de irregular en la incorporación al expediente de dicha documentación ni en proceder a su nueva valoración, pues ello no supone en absoluto convalidar actuaciones administrativas declaradas nulas», afirma el Tribunal Supremo.

Por ello, esta instancia judicial decide declarar que no ha lugar y, por lo tanto, desestimar el recurso de casación interpuesto contra la sentencia de 15 de julio de 2016 dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en el recurso contencioso-administrativo 471/2015.

Deja un comentario