Derecho Sanitario sentencia que da la razón a la junta de castilla y león

El Tribunal Supremo fija doctrina sobre la actualización de la formación de los sanitarios

— Valladolid 30 Jun, 2020 - 1:56 pm

El Tribunal Supremo ha hecho pública una sentencia en la que fija doctrina sobre la “esencial” actualización de los conocimientos del personal sanitario, que debe tenerse en cuanta a la hora de valorar los méritos, mediante la correspondiente puntuación, para acceder a una plaza de una especialidad concreta; por lo que, además, respalda la normativa de la Junta de Castilla y León que limita, para el acceso a la condición de personal sanitario, “la valoración de los cursos de formación a los realizados en los últimos 10 años”.

Dicha limitación temporal es la cuestión controvertida en el litigio en el que se pronuncia el Tribunal Supremo, un conflicto entre el Gobierno regional y un profesional afectado por el proceso selectivo para el acceso a la condición de personal estatutario fijo en plazas de categoría de Licenciado Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria de Salud de Castilla y León.

Entre los deberes del personal estatutario, señalados en la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, se encuentra el de “mantener debidamente actualizados los conocimientos y aptitudes necesarios para el correcto ejercicio de la profesión o para el desarrollo de las funciones que correspondan a su nombramiento, a cuyo fin los centros sanitarios facilitarán el desarrollo de actividades de formación continuada”, recuerda el Alto Tribunal.

La sentencia concluye que, “en definitiva, la limitación controvertida establece una diferencia justificada y proporcionada”. Así, este órgano judicial acepta los argumentos de la Dirección de los Servicios Jurídicos de la Consejería de la Presidencia del Ejecutivo de la región en cuestión, y anula la sentencia de 30 de enero de 2017 de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, “que había declarado ilegal dicha limitación temporal”.

Los últimos 10 años

En concreto, el Reglamento de Selección y determinadas formas de provisión de plazas y puestos de trabajo de personal estatutario de esta comunidad autónoma establecen que “se valorara como formación continua solo la realizada durante los últimos 10 años, contada desde el último día del plazo de presentación de instancias de participación en el proceso selectivo hasta la fecha de finalización de la actividad formativa, y referida a cursos, talleres, seminarios formativos –clínicos, bibliográficos, interconsultas docentes- que estén directamente relacionados con el contenido de la categoría a proveer”, recuerda la Administración regional, que ya informó en su momento acerca de la decisión del Supremo.