Política y Sociedad desestima el recurso presentado por dentix

El Supremo avala la prohibición de utilizar personajes famosos para publicitar técnicas médicas

— Madrid 28 May, 2020 - 2:22 pm

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación interpuesto por Dentix contra la sentencia 131/2017 de 14 de marzo de 2017, del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Navarra, por lo que considera acorde a derecho el Acuerdo del Gobierno de Navarra, de 14 de octubre de 2015, por el cual “no se autorizó la difusión de una campaña publicitaria de la mercantil protagonizada por dos personajes famosos”, según informa el Consejo General de Dentistas.

De esta manera, la Sala avala “la prohibición de utilizar personajes famosos para publicitar técnicas o procedimientos médicos ligados a la utilización de productos sanitarios”. Los hechos se remontan al año 2015, cuando un fallo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Pamplona, favorable para Dentix, fue recurrido por el Ejecutivo regional y el Colegio Oficial de Dentistas de la citada comunidad autónoma, ante el TSJ de Navarra, cuya sentencia posterior falló en contra de la empresa, tal y como señala la referida corporación sanitaria de ámbito nacional.

Así, este último tribunal puso de manifiesto que “la utilización de dos personas famosas para publicitar un método odontológico y técnicas ligadas a la utilización de productos sanitarios deberá respetar los criterios contemplados en la publicidad de productos sanitarios”. Contra esta última resolución, Dentix interpuso recurso de casación ante el Tribunal Supremo y es ahora cuando la Sección Cuarta de su Sala de lo Contencioso Administrativo confirma la sentencia dictada.

Servicios odontológicos

El interés casacional de dicho recurso radica, en primer lugar, en si la normativa sobre prohibiciones y limitaciones de la publicidad con pretendida finalidad sanitaria de productos, materiales, sustancias, energías o métodos, resulta extensible a los servicios odontológicos. “A lo que la sentencia concluyó que no, dado que los servicios odontológicos son servicios sanitarios”, indica esta organización colegial.

En segundo lugar, “si a la publicidad de servicios odontológicos resultaría de aplicación la normativa en materia de productos sanitarios y los límites establecidos a tales efectos”. En este caso, “el Tribunal Supremo ha sentado un precedente al entender que la regulación de la publicidad de servicios odontológicos tiene que estar sujeta al Real Decreto 1591/2009, de 16 de octubre, por el que se regulan los productos sanitarios y en el que se recoge la prohibición de la utilización de personas que puedan, debido a su notoriedad, incitar a su utilización”, completan desde el Consejo General de Dentistas.