Derecho Sanitario fija doctrina al respecto

El Tribunal Supremo protege a las enfermeras sustitutas de despidos sin causa legal

— Madrid 30 Oct, 2019 - 4:31 pm

El Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación que una enfermera del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) presentó contra la Junta de dicha región por su despido, cuando ocupaba un puesto como personal estatutario temporal de sustitución, cuando la reincorporación de la titular de ese cargo todavía no se había producido.

La afectada fue nombrada «enfermera como personal estatutario temporal de sustitución en la Unidad de Obstetricia y Ginecología del Complejo Hospitalario La Mancha Centro del Sescam. La razón del nombramiento fue la baja por incapacidad laboral de la titular del puesto de trabajo», explica el fallo. Sin que esta se reincorporara, la recurrente «fue cesada por resolución del director gerente del Complejo Hospitalario La Mancha Centro, de 19 de enero de 2012, confirmada en reposición por la de 27 de abril de 2012», según informa la Sala.

Tras el despido de la recurrente, «el puesto fue cubierto, inicialmente según la Administración, por personal estatutario fijo mediante la reorganización de sus cometidos desde el 16 de enero de 2012 hasta el 31 de marzo de 2012. Después, desde el 1 de abril de 2012 y hasta la reincorporación de la titular el 24 de septiembre de 2012, fue atendido por personal de la Bolsa de Trabajo Regional existente al efecto», apunta este órgano judicial.

Por estos motivos, la enfermera interpuso recurso contra la resolución ante el Juzgado de Ciudad Real, y, a pesar de que este lo estimó y «declaró la nulidad de la actuación administrativa y reconoció su derecho a ser indemnizada», el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha lo desestimó, según detalla la sentencia.

Cuestión principal

El Tribunal Supremo considera que la cuestión principal del litigio es «si, dada la redacción del artículo 9.4 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, cabe acordar el cese del personal temporal de sustitución cuando, a pesar de no haberse reincorporado a la plaza la persona a la que se sustituye ni constar que la misma haya perdido su derecho a hacerlo, el órgano administrativo competente entienda que ha finalizado la causa de necesidad que justificó la sustitución inicial».

También plantea el Alto Tribunal la cuestión de si «de ser posible el cese por tal razón, si resulta ajustado a Derecho que las funciones desarrolladas por el sustituto sean desempeñadas por otros empleados públicos mediante la reorganización de los medios personales de los que la Administración dispone».

Permaneció la necesidad

La afectada «fue cesada al terminar la baja por enfermedad común de la titular del puesto de enfermera para el que fue nombrada como sustituta. También, está claro que, como esa titular no se reincorporó hasta el 24 de septiembre de 2012, durante los casi nueve meses transcurridos desde el cese de la recurrente hasta esta última fecha permaneció la necesidad de atender los cometidos de ese puesto de trabajo en la Unidad de Obstetricia y Ginecología del Complejo Hospitalario La Mancha Centro», destaca el Alto Tribunal.

«En todo momento, desde su cese, fue personal estatutario no fijo el que hizo frente a las necesidades del puesto: ya fueran ‘correturnos’, ya fueran los que procedían de la Bolsa de Trabajo Regional», añade el fallo.

En este sentido, este órgano no considera justificado «recurrir en estas circunstancias a personal eventual o al de la Bolsa de Trabajo para suplir la ausencia de la titular, ya que ese proceder desvirtúa la figura del personal estatutario temporal de sustitución prevista por el apartado 9 del Estatuto Marco», además de que «las únicas causas de cese del personal estatutario sustituto son la reincorporación de la persona sustituida o la pérdida del derecho de esta a reincorporarse». Por estos motivos, eprocede, en su sentencia, a la estimación del recurso de la afectada.

Deja un comentario