Derecho Sanitario desestimado el recurso interpuesto por afepadi

El Supremo avala el decreto de complementos alimenticios que no supongan riesgo para la salud

— Madrid 22 Oct, 2019 - 12:12 pm

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso interpuesto por la Asociación Española de Fabricantes de Preparados Alimenticios Especiales Dietéticos y Plantas Medicinales (AFEPADI) contra el Real Decreto 250/2018, de 16 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 1487/2009, de 26 de septiembre, relativo a los complementos alimenticios.

La pretensión de nulidad que formuló esta Asociación frente al indicado Real Decreto se fundamenta sobre dos motivos de impugnación. Por un lado, la recurrente argumenta que el Decreto «ha infringido el principio de jerarquía normativa por lesión de la Directiva 2002/46/CE sobre complementos alimenticios» y, por otro, que «ha vulnerado la libertad de empresa», según informa el Tribunal Supremo.

Según la citada directiva europea, en los complementos alimenticios puede haber «otras sustancias» diferentes a las vitaminas y minerales, sin embargo, esta normativa solo regula «las vitaminas y minerales». Por tanto, «muchos de los Estados miembro de la Unión Europea (UE)», ante «la falta» de perspectiva de armonización a nivel comunitario, «han optado por elaborar listas de sustancias que pueden usarse en la elaboración de los complementos alimenticios», indica el órgano judicial.

Así, «se consideró necesaria la elaboración en nuestro país de un listado nacional de sustancias que pueden usarse en estos productos», y es en este momento donde entra en juega el Real Decreto impugnado, que responde a la ampliación de esas «otras sustancias», y por el cual «se permite, por tanto, en los complementos alimenticios, el empleo de otras sustancias distintas de las vitaminas y minerales, siempre, naturalmente, que no supongan riesgo alguno para la salud de los consumidores», explica esta instancia judicial.

Principio de reconocimiento mutuo

«El real decreto que se recurre, en consecuencia, no vulnera las normas comunitarias, pues lo que hace es iniciar esa segunda fase en el uso de esas otras sustancias», apunta la sentencia del Alto Tribunal, que añade que «la libertad de empresa no resulta vulnerada cuando en el seno de la UE se padecen las consecuencias de la falta de armonización, que afectan a los distintos Estados miembro, pues en cada uno se ha elaborado diferentes listas de sustancias que pueden emplearse en la elaboración de los complementos alimenticios».

Además, en tales circunstancias deben regir las normas de mercado interior, como es el principio de reconocimiento mutuo, con los límites que tienen para todos los Estados miembro y empresas comercializadoras, en el Derecho de la Unión. Este principio de reconocimiento mutuo surge de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), de la búsqueda para el mejor funcionamiento del mercado interior en el seno de la UE. De esta manera, el órgano judicial en cuestión desestima, en su fallo, el recurso contencioso administrativo interpuesto por la representación procesal de la AFEPADI contra este Real Decreto.

Deja un comentario