Salud Mental Según se desprende de un informe de Naciones Unidas sobre drogas

Solo una de cada siete personas con trastornos por consumo de drogas recibe tratamiento

— Madrid 28 Jun, 2019 - 12:38 pm

Un informe mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre drogas refleja que unos 35 millones de personas padecen trastornos por consumo y que requieren servicios de tratamiento, sin embargo, ésta es «una asignatura pendiente» en muchas partes del mundo, ya que solo una de cada siete personas con trastornos por consumo de drogas recibe tratamiento cada año.

En 2017, aproximadamente, 271 millones de personas, o el 5,5 por ciento de la población mundial de 15 a 64 años, habían consumido drogas el año anterior. Si bien esto es similar a la estimación de 2016, una visión a más largo plazo revela que la cantidad de personas que consumen drogas es ahora un 30 por ciento más alta que en 2009. El informe muestra que una mayor prevalencia del uso de opioides en África, Asia, Europa y América del Norte y el uso de cannabis en América del Norte, América del Sur y Asia en comparación con 2009.

La fabricación ilícita global estimada de cocaína alcanzó un máximo histórico de 1.976 toneladas en 2017, un aumento del 25 por ciento respecto al año anterior. Al mismo tiempo, la cantidad global de cocaína incautada en 2017 aumentó en un 13 por ciento a 1.275 toneladas, la mayor cantidad jamás registrada. La droga más utilizada en el mundo sigue siendo el cannabis, con un estimado de 188 millones de personas que consumieron la droga en 2017.

Fallo en la prevención y tratamiento

El documento de la ONU recoge que un área en la que la comunidad internacional tuvo un cierto grado «de éxito» es en el tratamiento de nuevas sustancias psicoactivas (NPS), evidenciada por una disminución en el número de NPS identificados e informados por primera vez a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). A su vez, esta organización internacional destaca que «la prevención y el tratamiento siguen fallando en muchas partes del mundo, y solo una de cada siete personas con trastornos por consumo de drogas recibe tratamiento cada año».

Así, este estudio muestra que las intervenciones de tratamiento efectivas basadas en evidencia científica y en línea con las obligaciones internacionales de derechos humanos «no están tan disponibles o accesibles como deben ser, y los Gobiernos nacionales y la comunidad internacional deben intensificar las intervenciones para abordar esta brecha».

Deja un comentario