Política y Sociedad La vareniclina y el bupropion se incluirán en la prestación farmacéutica

El SNS financiará los fármacos para dejar de fumar a partir de enero

— Madrid 15 Nov, 2019 - 11:02 am

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha traslado al presidente del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), Andrés Zamorano, que «los fármacos para la deshabituación tabáquica serán financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) a partir del próximo 1 de enero».

De esta manera, «la vareniclina y el bupropion se incluirán en la prestación farmacéutica, tras el acuerdo alcanzado en la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos (CIPM) y la resolución del Ministerio», explica esta cartera gubernamental. Según indicó María Luisa Carcedo, «el tabaquismo constituye el principal problema de Salud Pública prevenible en los países desarrollados, siendo un factor determinante de numerosas patologías y la primera causa de mortalidad y morbilidad evitables en nuestro país y el resto de los países de nuestro entorno».

Concretamente, en los acuerdos adoptados en la reunión del pasado 30 de septiembre de la CIPM, se detallan las condiciones para la financiación del Champix (vareniclina), el medicamento de la compañía biofarmacéutica Pfizer indicado en adultos para dejar de fumar.

«Se estima una media de 51.870 muertes prematuras al año atribuibles al tabaco en España. La tendencia actual muestra una disminución en el caso de los hombres frente a un aumento en las mujeres. En este último caso, las muertes por cáncer de pulmón se han duplicado en los últimos 20 años», alertan desde la Administración sanitaria.

Estrategia integral

Carcedo recordó que el Ministerio de Sanidad «lidera una estrategia integral para disminuir el consumo del tabaco en España trabajando, conjuntamente con las comunidades autónomas, en la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del SNS» y subrayó que «la financiación de la vareniclina y bupropion supone una herramienta de apoyo en los programas de deshabituación tabáquica que se están desarrollando».

«Su prescripción se producirá bajo receta electrónica en pacientes que estén incluidos en un programa de apoyo individual y/o grupal y cumplan los criterios establecidos: tener motivación expresa de dejar de fumar constatable con, al menos, un intento en el último año, fumar 10  cigarrillos o más al día y tener un alto nivel de dependencia, calificado por el test de Fagerström ≥ 7″, destaca la cartera sanitaria del Ejecutivo.

Un intento anual

El SNS financiará un intento anual por paciente para dejar de fumar y cada prescripción se realizará por un envase, lo que equivale a un mes de tratamiento. Tras ello, el médico, en el marco del seguimiento del programa de deshabituación tabáquica, deberá valorar la evolución de la efectividad del tratamiento con carácter previo a la emisión de la siguiente receta, el cual tiene, por completo, «una duración de 12 semanas». «Con esta medida se pueden beneficiar alrededor de 83.800 personas, con un impacto presupuestario estimado de 7,9 millones de euros en el primer año», recalcan desde el Ministerio de Sanidad.

Deja un comentario