Punto de vista los profesionales, ajenos a la situación de la A.P.

Sistema madrileño de salud y teoría de los vasos comunicantes

La situación de la Atención Primaria en Madrid está provocando la denuncia de múltiples organizaciones y que, como ponen de manifiesto desde el sindicato UGT, se precisaría una explicación pública de los responsables de la gestión.

Gracias a que el gobierno de Madrid ha decidido no fomentar y no proteger la calidad de la Atención Primaria (al dejarla durante años sin presupuesto, infraestructuras ni profesionales), los pacientes están colapsando las urgencias hospitalarias, y otros muchos están quedando sin atención: en un sistema permeable, los vasos comunicantes hacen que se aneguen unas zonas y otras (que están taponadas) no puedan seguir recibiendo flujo de pacientes.

Desde UGT, viendo la deriva general de desmantelamiento de la Atención Primaria con la percepción constante en los últimos años de que no hay una apuesta clara por parte de la Consejería para que la situación mejore, exigimos a la Consejería y a la Gerencia de Atención Primaria que explique a la ciudadanía la situación real de cada uno de los Centros, como medida de defensa a sus profesionales ante la campaña de desprestigio que están sufriendo. Es muy preocupante ver cómo en muchos ámbitos se está interpretando el mal funcionamiento de la Atención Primaria y el abandono que siente la población, como consecuencia de una mala praxis por parte de los trabajadores, que parece corroborada por el silencio de los gestores cuando no por sus declaraciones.

Petición a la Consejería

Consideramos necesario que la población esté claramente informada de la inevitable disminución de la calidad asistencial por causas ajenas a los profesionales

En este momento el mejor reconocimiento que puede hacer la Gerencia de Atención Primaria a unos profesionales que han dado un altísimo nivel de rendimiento es alinearse con ellos en la petición a la Consejería de los recursos necesarios para hacer el sistema viable.

– Vacantes sin cubrir desde hace meses: bajas, jubilaciones anticipadas, compañeros que deciden irse a otras CCAA, o a otros ámbitos de trabajo (urgencias).

– Resulta igual de preocupante el cierre de centros de salud que el hecho de que permanezcan abiertos sin profesionales Médicos de Familia, de Pediatría y/o Enfermería, en un intento de maquillar la situación de cara a la población.

– Un plan para la mejora de la AP que ni siquiera aporta los recursos mínimos imprescindibles para equipararnos a otras CCAA y son claramente insuficientes para la cobertura de las necesidades de la población.

– Profesionales que se sienten sobrepasados, agotados e incapaces de seguir siendo el pilar de la Sanidad Pública y en los que no se ha realizado intervención para valorar posibles situaciones de estrés postraumático y burnout.

– Campaña de vacunación en la que Primaria ha quedado como un elemento residual en el que vacunar a las personas no vacunadas en otros espacios, una vez más, con listados sin filtrar.

En UGT tenemos claro que si no hay una clara apuesta política, con una adecuada financiación y una gestión eficiente de los recursos del servicio madrileño de salud dirigido hacia la Atención Primaria, la previsión es que la situación vaya a peor. Por este motivo consideramos necesario que la población esté claramente informada de la inevitable disminución de la calidad asistencial por causas ajenas a los profesionales, y la responsabilidad de dar esa información debe recaer en la Gerencia de AP y la Consejería de sanidad.

Julián Ordóñez Ropero y Concha Herranz

Julián Ordóñez Ropero, secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de la delegación madrileña del sindicato Unión General de Trabajadores (FESP-UGT Madrid). Concha Herranz, responsable de Atención Primaria de UGT Servicios Públicos de Madrid.