Únicamente ingerir menos calorías y hacer más ejercicio puede frenar una epidemia del siglo XXI: la Obesidad

Según la OMS, Organización Mundial de la Salud, la obesidad se perfila como una de las epidemias más preocupantes del siglo XXI, debido a su creciente impacto global. Para reducir su incidencia y el conjunto de enfermedades que de ella se derivan, expertos de la administración sanitaria junto a endocrinos, enfermería, dietistas y médicos de familia prescriben una dieta hipocalórica y una mayor actividad física.

Guardar

Durante la jornada sobre prevención del sobrepeso y la obesidad, organizada por Medical Economics y celebrada en el Hospital de La Princesa (Madrid), la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Patricia Flores Cerdán, aseguró que este problema de salud es ya internacional y afecta a un número creciente de españoles. Flores explicó que es misión del ámbito sanitario promover estilos de vida saludables en los ciudadanos y garantizar una adecuada vigilancia epidemiológica con la ayuda imprescindible de la Atención Primaria (AP) y la Pediatría.

 

Todos contra el adipocito

 

Tratándose de epidemiología, el jefe de Endocrinología del hospital Gregorio Marañón de Madrid, Basilio Moreno Esteban, propuso cambiar el concepto de riesgo cardiovascular por el de riesgo cardiometabólico. Avisó del peligro de acumular tejido adiposo visceral como riesgo de múltiples patologías derivadas, además de los consabidos riesgos aumentados de hipertensión, diabetes, etc. Para el doctor Moreno, la acumulación de adipocitos ha dejado de ser vista como un mero depósito de grasa para serlo como una glándula endocrina de comportamiento muy pernicioso para la salud. Precisamente para hablar de comorbilidad asociada a obesidad, la jefa de Medicina Interna del hospital La Princesa, Carmen Suárez Fernández, enumeró las complicaciones que genera la obesidad, desde las metabólicas a las vasculares, pasando por las respiratorias, infecciosas, digestivas, de tipo musculoesquelético y hasta neoplásicas, sin olvidar las psicosociales.

Miguel A. Andrés Molinero, gerente del Hospital la Princesa de Madrid; la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Patricia Flores Cerdán; y Enrique González Morales, responsable editorial de Medical Economics y Grupo Drug Farma 
Miguel A. Andrés Molinero, gerente del Hospital la Princesa de Madrid;
la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Patricia Flores Cerdán;
y Enrique González Morales, responsable editorial de Medical Economics y Grupo Drug Farma

A más peso menos vida

 

Participaron en la jornada dos médicos de Familia, la doctora Emilia Arrébola Vivas y el doctor Alberto Sacristán Rubio. La primera explicó un programa en el que, de 60 pacientes obesos del centro de salud Marqués de Valdavia, sólo 16 mantuvieron su tratamiento a un año de iniciarlo. Por su parte, el doctor Sacristán defendió la actividad física como medio útil para la prevención del sobrepeso y la obesidad. Hacer algo de ejercicio siempre es mejor que no hacer nada y deben consumirse 1500 kcal a la semana, utilizando la frecuencia cardiaca de reserva una hora al día. María Ordobás Gavín, jefa de Epidemiología de la Dirección General de AP, explicó la prevalencia de la obesidad en la Comunidad de Madrid y analizó los hábitos alimenticios de los madrileños y los programas para la prevención puestos en marcha en su comunidad. Por su parte, Araceli Rivera Álvarez, enfermera de la Dirección Asistencial Este, analizó el papel de la educación en la prevención para que el sobrepeso no acorte la vida de las personas.

 

Web de interés: www.madrid.org/midetusalud