Unas elecciones concurridas en el Colegio de Médicos de Zaragoza

Por primera vez en su historia, el Colegio de Médicos de Zaragoza celebra unas elecciones con cuatro candidatos. ¿Divergencias? ¿Pluralidad democrática? ¿Qué les une y qué les diferencia a las cuatro candidaturas? Para comenzar, lo obvio, tres de ellas surgen de la actual junta. ¿Es eso negativo? Los candidatos tienen la palabra.

Guardar

Enrique de la FigueraEnrique de la Figuera: "Nuestra independencia es vuestra fuerza".

 

El actual presidente basa su candidatura en la necesidad de independencia-----. No es positivo, piensa, mezclar churras con merinas. Y en un momento en el que el crédito de políticos y sindicatos está por los suelos, De la Figuera opta por mantener a la institución lejos de unos y de otros. Aunque, puntualiza, no está en contra de ambos. "Cada cual tiene su función".

 

Ha ejercido como presidente desde 2007. De hecho, una de las candidaturas impugnó que se postulara de nuevo por haber presidido la junta en dos mandatos consecutivos. Sin embargo, la Junta Electoral Central de Zaragoza lo ha desestimado, dado que entre 2007 y 2009 lo hizo por la dimisión del anterior presidente, Celso Mostacero. Es decir, sólo se le cuenta un mandato. -Los cargos de la Junta Directiva sólo pueden ser elegidos por dos mandatos consecutivos-.

 

La economía saneada del colegio, según dice, le permitirá si es elegido reducir las cuotas e, ir más allá, con la exención para médicos residentes y en desempleo. Potenciará las becas y las ayudas a organizaciones no gubernamentales.

 

Asimismo, considera que el Colegio es ejemplo de la máxima transparencia. "Ojalá todas las instituciones lo fuesen", apunta. Pero continuará con esa labor si vuelve a estar al frente.

 

Leandro CatalánLeandro Catalán: "Médicos por la transparencia".

 

No está nada de acuerdo con la opinión de De la Figuera. Su lema es suficientemente claro. Pero por, si no lo es, sentencia que hasta ahora el Colegio "no lo ha sido", y "en una institución como ésta cualquier gestión debe ser transparente y conocida".

 

Y no sólo transparente: también cercana. "Queremos que exista una voz única en el Colegio que defienda a los médicos", advierte el también presidente del Sindicato Médico de Atención Primaria Fasamet. En el área económica, considera como De la Figuera que se pueden hacer esfuerzos y reducir las cuotas, especialmente para los colegiados en precario.

 

Es una candidatura, dice, que apuesta por los cambios. "El Colegio debe adaptarse a los nuevos tiempos", puntualiza. En su opinión, eso contrasta con el resto de candidaturas, "que llevan doce años en la junta de una u otra manera". Como se ve, no está de acuerdo con la gestión de los últimos años.

 

Catalán considera que el Colegio debe respaldar un servicio sanitario de calidad, que no se vea disminuido por los recortes o las jubilaciones anticipadas que no son reposicionadas. Discurso público del que, según señala, el Colegio "ha estado ausente".

 

Concepción FerrerConcepción Ferrer: "Unidos por una vocación".

 

Fue vicepresidenta 1ª con De la Figuera. Algunos podrían pensar que es más de lo mismo. Pero ella lo niega. Conoce bien el colegio pero trae aires nuevos. Con el resto de candidaturas hay "situaciones de desencuentro", pero no de enfrentamiento. Ferrer barajó incluir al presidente actual en su candidatura. De hecho, trabajaron durante cierto tiempo por una candidatura conjunta, pero "yo quería gestionar mi propio programa sin presiones".

 

Y ¿qué incluye este programa? Para comenzar, nada de reducción de cuotas, como las dos anteriores candidaturas. "Somos quienes tenemos las cuotas más bajas y mejores servicios ofrecemos", asegura. En lo que sí está de acuerdo es en eliminar la cuota a los médicos en desempleo.

 

Ferrer concreta sus aires nuevos. "Todas los miembros de la junta van a tener su propia cuenta de Twitter, para que los médicos puedan plantear sugerencias, quejas, etc". Esto da una idea de que lo que busca es un Colegio on-line.

 

Si gana las elecciones, pondrá en marcha un Aula de Salud Pública en el Colegio, con la colaboración de médicos jubilados, y creará un espacio para que la Sanidad Pública y la Privada tiendan puentes de colaboración.

 

Juan Antonio AbascalJuan Antonio Abascal: "Nuestro colegio, un espacio de integración, solidaridad y convivencia"

 

Es la candidatura que promueve el "pacto de caballeros". Habla bien de todos los candidatos y defiende el que sean médicos con experiencia en el ámbito del colegio. "Sería utópico esperar que se presente gente sin experiencia", apunta. Su candidatura, junto a la de De Figuera y Ferrer, proviene de la junta actual, donde fue secretario. "Pero Catalán también ha estado muchos años en el Colegio".

 

Eso sí, le tira cariñosamente de las orejas a este último candidato. "Más transparencia no cabe. El Colegio Médico de Zaragoza se lleva auditando desde los tiempos del doctor Rioja, en el año 1976", explica. Otra cosa sería que Catalán estuviese de acuerdo con los gastos de la junta, "pero eso es distinto".

 

Se sorprende por el número de candidaturas, aunque admite que cuantas más listas, más posibilidades de elegir. Su candidatura promueve la justicia y ética social en la asignación de recursos sanitarios, la profesionalidad en la gestión de recursos sanitarios y la excelencia profesional en la asistencia sanitaria.

 

¿Por qué se presenta? Entre otras cosas, porque defiende la necesidad de cambiar el modelo asistencial, fundamentalmente enfocado para procesos agudos a uno de atención a pacientes crónicos, que la profesión médica debe abordar integralmente.