SATSE consigue que Sanidad de Valencia trate los problemas del examen de oposición

Ante la petición del Sindicato de Enfermería (SATSE), la Consejería de Sanidad de Valencia tratará en la Comisión Técnica de Selección y Provisión, que se celebrará después del verano, las incidencias que se produjeron el 30 de junio en el examen de oposición de Enfermería (que reunió en el Campus dels Tarongers de Valencia a 16.200 opositores que optaban a 500 plazas), así como a las ocurridas durante el examen de oposición de Matrona, celebrado el 19 de mayo.

Guardar

SATSE consigue que Sanidad de Valencia trate los problemas del examen de oposiciónSATSE, como organización representativa de la Enfermería legitimada para negociar, pretende tratar en la futura reunión de la Comisión la problemática surgida en esta Oferta de empleo, así como plantear que se establezcan criterios de funcionamiento y organización que eviten que en futuras convocatorias se repitan situaciones como las acontecidas. Desde el mismo día del examen, el Sindicato ha venido denunciando las incidencias ocurridas durante la prueba, al tiempo que instaba a la Consejería de Sanidad a tomar medidas al respecto.

 

El pasado día 4 de julio, SATSE solicitó oficialmente a la Consejería de Sanidad que se reuniera esta Comisión, dado el gran número de quejas que el Sindicato estaba recibiendo tras el examen por parte de las enfermeras que se presentaron al mismo. Así, el Sindicato se hacía eco del sentir mayoritario de este colectivo, que tenía "grandes expectativas y esperanzas puestas en la Oferta Pública 2007 y que ha visto como éstas se truncaban por problemas de diferente índole".

 

Igualmente, el Sindicato de Enfermería elaboró un modelo de impugnación para que las enfermeras que así lo quisieran presentaran por escrito a Sanidad sus quejas o impugnaciones a las preguntas del examen. De hecho, SATSE estima que son cientos las enfermeras que han presentado estas impugnaciones en el plazo habilitado para ello (del 2 al 12 de julio) sobre aspectos como el grado de dificultad y complicación del examen, el escaso tiempo para completarlo (55 minutos para contestar 50 preguntas), la desorganización durante la prueba y que no se respetaba el principio de igualdad de todos los aspirantes, entre otros.

Imagen destacado