Sanidad y Servicios Sociales, junto a Construcción, los sectores con más destrucción de empleo

Las Actividades Sanitarias y los Servicios Sociales son ya el sector que registra una mayor destrucción de empleo junto a la Construcción, con un descenso de 171.050 afiliados (un 11,95 por ciento menos), respecto a febrero del año pasado, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social.

Guardar

Sanidad y Servicios Sociales, junto a Construcción, los sectores que registran más destrucción de empleoSegún informa la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CIS-F), en términos absolutos, Sanidad y Servicios Sociales son el sector en el que se ha producido una mayor desocupación, respecto al mismo periodo del año anterior, seguido del sector del ladrillo con 153.086 bajas y la industria manufacturera, con 107.358 bajas. Estos datos son fruto de la sangría de empleos que arrastran la Sanidad y los Servicios Sociales durante los últimos seis meses, por la amortización de plazas de personal interino y los recortes emprendidos en las diferentes comunidades autónomas. En este periodo, se han destruido de manera consecutiva un total de 239.601 empleos.

 

Los datos del Ministerio de Empleo marcan el inicio de esta tendencia en el pasado mes de septiembre y la evolución es la siguiente: septiembre 2012 (22.643 empleos menos); octubre (-43.301); noviembre (-93.309); diciembre (-56.223); enero (-14.521) y febrero (-9.604). Otros ámbitos, con presencia protagonista en el sector público, como la Administración, Seguridad Social y Defensa, así como la Educación, registraron un saldo positivo de contratos durante el mes de febrero, con 5.040 y 12.373 altas respectivamente. No obstante, en términos interanuales las cifras siguen siendo muy preocupantes, con 52.752 bajas en la Administración y 28.213 en la Educación.

 

CSI-F, el sindicato más representativo en las Administraciones Públicas, al dar a conocer estos datos, ha lanzado una voz de alarma ante el progresivo deterioro que se está produciendo en un sector fundamental de nuestro Estado del Bienestar. Hay que tener en cuenta que en el conjunto del sector sanitario, los empleos de personal público representan el 80 por ciento y es en este colectivo donde se está produciendo la principal destrucción de empleo. Si los poderes públicos no ponen freno a esta situación, en poco tiempo comprobaremos como se ha dilapidado uno de los sistemas sanitarios que ha gozado de mayor prestigio, a nivel europeo y por extensión, a nivel mundial. En este sentido, CSI-F reclama la convocatoria urgente de la mesa sectorial del Ministerio de Sanidad para poner en común estos datos y analizarlos en coordinación con los representantes de las diferentes comunidades autónomas. Según manifiesta CSI-F, ha llegado el momento de decidir si la sanidad pública y los servicios sociales deben ser la moneda de cambio en la reducción del déficit. CSI-F en el ámbito de su responsabilidad, como sujeto activo de la sociedad civil, desde luego, no lo va a consentir