Sanidad Pública: por los usuarios, con los profesionales

Guardar

image__foro_de_colegios_profesionales_sanitarios_de_bizk_62113
image__foro_de_colegios_profesionales_sanitarios_de_bizk_62113
El Foro de Colegios Profesionales Sanitarios de Bizkaia ha hecho público un comunicado, firmado por el presidente y el vicepresidente de dicha institución, en el que, después de admitir que siempre son necesarias reformas para la mejora de la sanidad, el recorte en recursos humanos pueden comportar peores consecuencias, para el sistema y para la salud de los ciudadanos.
Foro de Colegios Profesionales Sanitarios de Bizkaia
Foro de Colegios Profesionales Sanitarios de Bizkaia

Desde que a finales del año 1987 el Boletín Oficial del Estado consagró el traspaso a la Comunidad Autónoma del País Vasco las funciones y servicios del Instituto Nacional de la Salud (INSALUD), usuarios, trabajadores y políticos hemos trabajado codo con codo, arduamente y durante largos años, para conseguir que el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza sea uno de los mejores servicios públicos de salud de Europa. A pesar de que todos somos conscientes de que nuestro sistema tiene diversos aspectos que han de mejorarse, no podemos dejar de reconocer la gran calidad que atesora. Han sido muchas aportaciones: la primera, del bolsillo de los contribuyentes, siguiendo por el diseño de políticas innovadoras, de la aplicación de nuevos modelos de gestión, de la incorporación de las mejores prácticas basadas en la evidencia científica, de la escucha de las consideraciones de los propios pacientes, de la incorporación de tecnologías innovadoras y coste-efectivas, de la aplicación de estrategias que se anticipan a los problemas que se presentarán a medio y largo plazo,etc.

 

Cíclicamente, las crisis económicas azotan las economías neoliberales, en unos movimientos de cimas y valles por los que muchos lectores ya han pasado, puede incluso, que varias veces. De todas estas crisis hemos sacado conclusiones valiosas que nos han ayudado a salir de ellas con más fuerza y solidez que con la que entramos.

 

La austeridad como virtud

 

Quizá una de las conclusiones que los miembros del Foro de Colegios Profesionales Sanitarios de Bizkaia creemos que más nos han aportado es la de considerar la austeridad como una virtud y no como una obligación externa. Se trata de rechazar el despilfarro y aplicar la austeridad, como un valor, en la toma de las decisiones a las que nos enfrentamos cada día.

 

La mejora continua de la atención en Osakidetza no se debe únicamente a una mayor y progresiva aportación de recursos económicos, sino también a mejoras en los modelos de gestión, avances en la asistencia clínica, en las tecnologías sanitarias, etc. Mejoras que, en el fondo, van siempre dirigidas a mantener la salud de los ciudadanos, compaginándolas siempre con la eficiencia exigible. Sin embargo, frente a la virtud de la austeridad, los profesionales que trabajamos en la sanidad vasca estamos percibiendo sutilmente la amenaza de algo completamente diferente, como es la insuficiencia de los recursos en un futuro cercano.

 

Aunque todos los sistemas, por el mero hecho de ser creaciones humanas, son susceptibles de mejora, no se debe perder de vista que, para que dichos sistemas funcionen de forma adecuada, precisan de determinados recursos que aseguren su buen funcionamiento.

 

Recursos humanos

 

No se trata sólo de recursos materiales, tecnológicos o de medicamentos y productos sanitarios, sino de los propios profesionales, de tener las suficientes manos para cuidar y curar a los pacientes, gestionar sus necesidades, proveer con responsabilidad la farmacoterapia, atender a niños y mayores... Como profesionales sanitarios que trabajamos en distintos ámbitos, al servicio de la salud de los ciudadanos, conocemos en gran medida y de una manera real qué aspectos de la sanidad pública vasca pueden ser susceptibles de una mejora en su eficacia y eficiencia. Atesoramos un conocimiento valioso, útil y capaz de ofrecer nuevas soluciones a problemas existentes de una manera rápida y ágil. Tenemos una voluntad firme de servicio a los ciudadanos y, por ello, reivindicamos que los recortes que se barruntan en un futuro que puede ser más o menos borrascoso para la sanidad pública vasca, no son la solución.

 

Como profesionales, consideramos que podemos ofrecer soluciones innovadoras a muchos de los problemas que amenazan el nivel de calidad que se merecen los pacientes vascos. Soluciones que parten desde la base para trascender, demostrando su eficacia, a otros ámbitos y niveles. Unas medidas de recortes de gastos, que no de mejoras en la eficacia y eficiencia del propio sistema sanitario, pueden dar al traste con la calidad de la atención que se presta. La principal consecuencia de esto no es otra que una repercusión, negativa, en la salud de la ciudadanía vasca.

 

Como representantes de los profesionales sanitarios de Bizkaia, a través de los colegios profesionales en los que desarrollamos las funciones que nos asigna la Ley, queremos hacer un llamamiento para que se escuche nuestra voz a la hora de plantear cambios o mejoras en el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza. Podemos aportar soluciones y tenemos ganas de ponerlas en marcha.

 

Asimismo, dado que nos debemos a la salud de los ciudadanos, vamos a tratar por todos los medios no sólo de mantener la actual calidad de nuestro sistema público de salud, sino de mejorarlo en la medida de lo posible y de enfrentarnos de manera decidida frente a todo aquello que pueda suponer una amenaza contra la salud de nuestros ciudadanos; es decir, de nuestra propia salud.

 

Iban Arrien, presidente del Foro de Colegios Profesionales Sanitarios de Bizkaia, y Enrique Jorge, Vicepresidente.