Sanidad compromete a las CCAA en el incremento de donantes de médula ósea

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha puesto en marcha un plan nacional sobre donación de médula ósea, con el objetivo de incrementar hasta los 200.000 el número de donantes actuales. Se hará en colaboración con las CCAA que costearán la mitad de los tipajes.

Guardar

Sanidad compromete a las CCAA en el incremento de donantes de médula óseaLa secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, anunció este miércoles en rueda de prensa la puesta en marcha del Plan Nacional sobre donación de médula ósea, liderado por la ONT, que tiene como objetivo duplicar el número de donantes de médula ósea en los próximos cuatro años, hasta alcanzar los 200.000, a un promedio de 25.000 anual. Farjas estuvo acompañada por el director de la ONT, Rafael Matesanz, el directormédico del Registro Español de Donantes de Médula, Enric Carreras, la presidenta de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia, Carmen Burgaleta, y la presidenta de la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL) y del Grupo Español de pacientes con cáncer, Begoña Barragán.

 

Un presupuesto de 830.00 euros

 

'Queremos que los pacientes que necesitan un TPH no emparentado tengan las máximas probabilidades de que éste se realice con éxito, lo que significa no solo incrementar al máximo la probabilidad de encontrar una fuente de células madre sanguíneas (bien sea ésta de médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical) de origen español, sino también que el trasplante se realice en las mejores condiciones y con la mayor agilidad y comodidad posible', subrayó la secretaria general de Sanidad.

 

El Plan está dotado el primer año con 830.000 euros, que por primera vez permitirán a las Comunidades Autónomas financiar la mitad de los tipajes. Esta dotación económica tiene un carácter finalista, es decir, que sólo podrá utilizarse para el desarrollo del Plan Nacional de Médula Ósea.

 

Junto con la ONT y la Fundación Carreras, que gestiona el REDMO por delegación del Ministerio de Sanidad, en su redacción también han colaborado las siguientes entidades:

  • Asociación Española de Hematología y Hemoterapia,
  • Grupo Español de Trasplantes Hematopoyéticos (GETH),
  • Grupo Español de Trasplantes de Progenitores de Médula Ósea en niños (GETMON) y
  • Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular
  • Asociación de Donantes de Médula Ósea (ADMO) de Extremadura,
  • Asociación de Lucha contra la Leucemia de la Comunidad Valenciana,
  • Asociación Española de afectados por Linfoma. Mieloma y Leucemia,
  • Federación de Padres de niños con cáncer,
  • Grupo Español de pacientes con cáncer

El plan está en línea con la reciente Proposición no de Ley, aprobada por unanimidad por la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados en la que se insta al Gobierno a apoyar la labor que realiza la ONT en este ámbito en coordinación con la Fundación Carreras y el REDMO; a potenciar el funcionamiento del REDMO, como registro único y público integrado en el Sistema Nacional de Salud mediante los correspondientes acuerdos con las administraciones central y autonómicas. Insiste también en que recuerda que la promoción de la donación sólo puede ser realizada por las autoridades sanitarias competentes o aquellas entidades legalmente autorizadas para ello.

 

Células madre sanguíneas

 

La médula ósea (MO) es, junto con la sangre de cordón umbilical (SCU) y la sangre periférica (SP) una de las tres fuentes de células madre sanguíneas. El trasplante de este tipo de células de la sangre (trasplante de progenitores hemopoyéticos o TPH) se ha consolidado como una alternativa terapéutica para una gran variedad de enfermedades. Está indicado fundamentalmente en enfermedades linfoproliferativas, leucemias, enfermedades de la sangre no malignas y aunque en menor proporción, en algunos tipos de tumores sólidos.

 

De cada 10 pacientes que necesitan un trasplante alogénico, sólo 3 tienen un familiar compatible. En el resto de los casos, la ONT-REDMO busca un donante no emparentado de médula ósea, de células madre de sangre periférica o una unidad de sangre de cordón umbilical (SCU) compatible, primero en nuestro país y si aquí no se encuentra, la búsqueda se extiende por todo el mundo.

 

En la actualidad, hay 20,6 millones de donantes de médula ósea inscritos en el Registro Mundial. De ellos, alrededor de 550.000 son donantes de cordón umbilical (SCU) cuya sangre está almacenada en todo el mundo.

 

España es el primer país de Europa en unidades de sangre de cordón umbilical (SCU) almacenadas, con cerca de 60.000 (el 11% de todas las reservas mundiales) y el octavo en número de donantes de médula ósea, con más de 100.000.

 

Para los pacientes españoles, la búsqueda internacional les garantiza las mismas posibilidades que las de cualquier otro enfermo del mundo, de encontrar una médula ósea o un cordón umbilical compatible.

 

Los últimos datos de la ONT- REDMO (Memoria de 2011) demuestran que en el 81,7% de las búsquedas, se encuentra una fuente de células madre sanguíneas (médula ósea, cordón umbilical o sangre periférica) compatible con el enfermo que necesita este tipo de trasplantes.

 

Información telefónica

 

Hasta el momento, en nuestro país se han efectuado más de 42.000 trasplantes de células madre de la sangre. Este tipo de intervenciones se ha incrementado de forma considerable en los últimos 7 años (+ 39,9%) hasta alcanzar un máximo histórico el pasado año, con un total de 2.672. De ellos, cerca del 20% (487) fueron trasplantes de donante no familiar (95 de médula ósea, 149 de sangre de cordón umbilical y 243 de sangre periférica)

 

Precisamente, los que más han crecido han sido los trasplantes de donante no familiar (alogénico no emparentado), que desde 2005 se han multiplicado por 3.

 

Por su parte, el director de la ONT, Rafael Matesanz, explicó los aspectos clave de este plan, que su juicio 'potencia los modelos de donación de médula ósea que ya existen en cada una de las Comunidades Autónomas, establece mecanismos de colaboración y refuerzo entre ellas para optimizar las donaciones y moderniza todo el proceso'.

 

De hecho, el Plan contempla la posibilidad de informar telefónicamente a los ciudadanos sobre los beneficios y riesgos de la donación de médula ósea; se potencia el papel de las asociaciones de donantes y pacientes a la hora de informar a los ciudadanos; y los posibles donantes podrán hacerse la prueba diagnóstica (tipaje) para conocer su compatibilidad, sin necesidad de desplazarse al centro de transfusión. Se les enviará a su domicilio un kit con el material necesario para este estudio.

 

Asimismo, para facilitar su trabajo, la ONT pone a disposición de aquellas Comunidades Autónomas que lo deseen la posibilidad de adherirse a un sistema de información y registro centralizado (con la colaboración de la Fundación Carreras-REDMO), así como la realización de tipajes centralizados en tres laboratorios del país (Barcelona, Madrid y Málaga).

 

Otros aspectos clave de este plan son los siguientes.

 

Intensificar la información veraz a los posibles donantes, con especial énfasis en los mínimos riesgos para el donante y beneficios para el receptor. Los donantes también deben recibir información sobre las exploraciones complementarias asociadas al registro y a la donación efectiva, en caso de que ésta llegue a producirse. Las personas encargadas de ofrecer información a los ciudadanos tendrán que tener una formación específica para este cometido. Además, informador y donante tendrán que firmar un documento de consentimiento informado. El Plan detalla los requisitos de compatibilidad HLA para que un paciente pueda recibir un trasplante de un familiar, o por el contrario, iniciarse la búsqueda de un donante no emparentado en el REDMO y registros internacionales.

 

Para alcanzar los 200.000 donantes en los próximos cuatro años, cada Comunidad Autónoma tendrá que conseguir el número anual de donantes que le corresponde proporcionalmente a su peso en el conjunto de la población española. Cada Comunidad Autónomas establecerá los centros de información y captación de donantes necesarios para el desarrollo de este plan. Estos centros estarán situados, preferentemente, en los centros de transfusión sanguínea.

 

El Plan recoge una actualización de las indicaciones de búsqueda de donante no emparentado, así como los requisitos para la realización de un trasplante de este tipo. Se establece un seguimiento de los donantes y de los pacientes. Por último, contempla la creación de una Comisión de Seguimiento, integrada por representantes de asociaciones de donantes y de pacientes, sociedades científicas, administraciones Central y Autonómicas y del REDMO.