Rubén Nogueiras lidera un estudio que abre un nuevo campo de batalla contra la obesidad

Guardar

El investigador compostelano Rubén Nogueiras dirige, en el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, CIBEROBN, un estudio que muestra cómo los niveles de l-α-lysophosphatidylinositol, LPI, y su receptor, el GPR55, están fuertemente incrementados en los depósitos de grasa visceral de los pacientes con obesidad y diabetes tipo 2, sobre todo en las mujeres. El sistema LPI/GPR55 participa en numerosos procesos fisiológicos, neurológicos e inmunes, entre otros, y podría constituir una diana terapéutica útil para el tratamiento de ambos trastornos. El receptor GPR55 es una proteína descubierta hace 12 años en el cerebro, bazo y tejido adiposo de animales, pero hasta ahora nunca se había demostrado su presencia en las personas.