PharmaMar dedica su V Jornada a la Modelización y Simulación, herramientas informáticas que prestan grandes avances en Biomedicina

Guardar

image__Jornada_Pharmamar_2_5973072515074520146
image__Jornada_Pharmamar_2_5973072515074520146
Aunque celebra ya su quinta edición, es la primera vez que la industria farmacéutica, en este caso Pharmamar, dedica unas jornadas a la Modelización y la Simulación en Biomedicina. Estas se celebrarán a partir de este miércoles 20 al viernes 22 de noviembre en la madrileña localidad de Colmenar el Viejo. También es el primer foro en reunir a profesionales y estudiantes para compartir experiencias en este campo, fuera de universidades y centros hospitalarios.

Regina Múzquiz, directora de Relaciones Institucionales de Pharmamar
Regina Múzquiz, directora de
Relaciones Institucionales de Pharmamar
La presentación de estas V jornadas ha corrido a cargo de Fernando Mugarza, director de Comunicación del Grupo Zeltia, al que pertenece Pharmamar, quien moderó las distintas intervenciones. Junto a él Ángel Gil de Miguel, vicerrector de Investigación y Relaciones Internacionales de la Universidad Rey Juan Carlos; Arturo Soto, director de Desarrollo Clínico de Pharmamar; y Regina Múzquiz, directora de Relaciones Institucionales de la compañía biofarmacéutica.

 

Nuevas técnicas para lograr grandes avances en Oncología

 

El director Desarrollo Clínico, Arturo Soto, resumió en qué van a consistir los tres días dedicados a las jornadas. Aseguró que el foco va a estar sobre todo en las nuevas técnicas que se aplican mayoritariamente en los fármacos contra el cáncer. Ante todo hay que explicar que "Modelizar" es representar mediante un fenómeno biológico la realidad de la Biomedicina, y una vez definido un modelo, pueden realizarse experimentos sobre el mismo, en lugar de hacerlo sobre el sistema real. Esto último es lo que han convenido en llamar "Simulación". En fin, es lo que se podría definir como investigación virtual.

 

Software capaces de medir en poco tiempo "miríadas" de datos

 

Una de las ventajas de estas técnicas virtuales basadas en software, es su capacidad de medir "miríadas de datos", en palabras de Soto, en escasos períodos de tiempo; otra ventaja expuesta es que se emplean menos animales de experimentación y disminuye la necesidad de realizar estudios en seres humanos.

 

La aplicación de la modelización en las diferentes fases de desarrollo de los medicamentos oncológicos se hace desde los ensayos preclínicos iniciales hasta su posterior autorización. Por ello el director de Desarrollo Clínico de Pharmamar explicita que estas técnicas "han contribuido de forma muy notable al establecimiento de los pilares de la medicina personalizada, favoreciendo que cada paciente reciba el medicamento más adecuado y la dosis correcta".

 

Las múltiples ventajas de las nuevas técnicas

 

En lo referente al campo de los marcadores, indicó Arturo Soto, "nos va a permitir conocer la cantidad de fármaco presente en el torrente sanguíneo de un paciente, definir cuál va a ser su respuesta e, incluso, si va a desarrollar efectos adversos"; todos ellos, subrayó, índices importantísimos, "ya que los efectos de un mismo medicamento varían de un paciente a otro. Por tanto estamos también ante un uso más racional de los fármacos". Otra de las bondades de los estudios de modelización y simulación es que permiten conocer el tiempo que la enfermedad tardará en reaparecer.

 

Todos estos datos, evalúa Arturo Soto, nos están permitiendo ir más allá, como por ejemplo conocer de antemano a qué tipo de pacientes que tengan concomitancias con otras enfermedades y que estén medicados con otras sustancias se les puede administrar, así como ser más certeros con las personas mayores y por tanto con más morbilidad.

 

Destacó la intervención de Ana Ruiz, de Pfizer, que tratará durante la Jornada sobre el diseño de las fases III en oncología, así como del "Curso R para la realización de gráficos", impartido por la misma especialista en un par de intervenciones. Según Soto, "R" es una herramienta potentísima de estadística avanzada.

 

Otra virtud de la socorrida informática aplicada a la biomedicina, según el director de Desarrollo Clínico de Pharmamar es la de evitar la pérdida de recursos, de tiempo y de ilusiones puestas por los enfermos en un medicamento muy prometedor en la fase II, pero que llegado a la fase III no se confirma esa bondad; así que lo que hace estos estudios es, entre otras cosas, es optimizar la fase 3.

 

Avanzar con menos costes en seres vivos y con menos dinero

 

El profesor Ángel Gil destacó la importancia de simplificar los procesos de investigación y el gran avance que ha supuesto poder obtener rápidos resultados mediante eficaces programas informáticos y sin la necesidad de utilizar a tantos pacientes de carne y hueso. Subrayó los avances en investigación que estas técnicas suponen, evitando además, la dificultad que muchas veces entraña el encontrar, para ser estudiados, a un gran número de pacientes con una misma patología.

 

Al igual que había hecho Arturo Soto, resaltó que "las técnicas de modelización y simulación deben aplicarse en todos los datos de la actividad y seguridad que se van obteniendo en los estudios, y no centrarse en aquellos que clásicamente se han utilizado para definir la actividad o seguridad de un medicamento".

 

Por último, la directora de Relaciones Institucionales de Pharmamar, Regina Múzquiz, resaltó que es la primera vez que una compañía de la industria farmacéutica organiza un acto de este tipo e hizo alusión a que el reconocimiento administrativo de "Excelente" , otorgado a su empresa, se debe en buena parte a que una porción importantísima de sus ventas las revierte en investigación y desarrollo.

Fernando Mugarza, Angel Gil, Arturo Soto y Regina Múzquiz
Fernando Mugarza, Angel Gil, Arturo Soto y Regina Múzquiz