Para los expertos, los adultos descuidan su protección vacunal frente al neumococo por dudar de su efectividad

La compañía biomédica Pfizer ha organizado el Seminario "Inmunización en adultos ¿Un reto por alcanzar?", en el que expertos en este campo aseguraron que, mientras que la vacunación infantil se cumple conforme a los calendarios vacunales y la preocupación de sus padres, a menudo el adulto descuida su propia protección.

Guardar

 Luis Jodar, Berta Uriel, Xurxo Hervada, César Tolosa, Juan J. Francisco Polledo, Juan José Picazo de la Garza, Santiago Cuéllar Rodríguez, Ángel Gil, y José Ramón de Juanes
Luis Jodar, Berta Uriel, Xurxo Hervada, César Tolosa, Juan J. Francisco Polledo, Juan José Picazo de la Garza, Santiago Cuéllar Rodríguez, Ángel Gil, y José Ramón de Juanes

Berta Uriel, Jefa del Servicio de Medicina Preventiva del Complejo Hospitalario de Orense y Presidenta de la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), afirmó que la vacuna de la gripe es efectiva en un 70-90% en el adulto sano y entre 20-50% en pacientes de edad avanzada. Además, lamentó que, a esta vacuna, pese a demostrar su eficacia y su seguridad durante más de 60 años de historia, se le exija más seguridad y eficacia que a otros medicamentos. Argumentó que ésta se encuentra en revisión sistemática en 75 estudios y que describe reducciones de hospitalización por neumonía y gripe del 27-33% en mayores de 65 años.

 

Juan José Picazo, Jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, aseguró que, según la opinión de los pacientes, un 11% prefiere ser tratado de una enfermedad a ser vacunado. El doctor Picazo expuso los datos del estudio "Encuesta sobre la vacunación de adultos en España. Gripe y neumococo" sobre las actitudes y hábitos frente a la vacunación. Resaltó el dato de que, aún recomendándoselo, solo el 58% de los pacientes mayores de 60 años se vacunaría contra el neumococo.

 

Romper falsas premisas

 

José J. Francisco Polledo y César Tolosa
José J. Francisco Polledo y César Tolosa
Ángel Gil, Juan José Picazo de la Garza y Santiago Cuéllar 
 Ángel Gil, Juan José Picazo de la Garza
y Santiago Cuéllar

Berta Uriel explicó que "es necesario incorporar la vacunación a la consulta médica habitual para mejorar el pronóstico de nuestros pacientes". Ante esto, señaló que hay que romper falsas premisas, como que "la vacunación es cosa de niños, que la vacunación es competencia de pediatras o de la Salud Pública, que las vacunas cuya efectividad no supera el 90% no merecen ser consideradas, o que las vacunas solo sirven para erradicar enfermedades, controlar epidemias o disminuir la mortalidad infantil".

 

La Jefa del Servicio de Medicina Preventiva del Complejo Hospitalario de Orense recomendó la vacunación en el adulto para continuar las inmunizaciones iniciadas en la infancia (dosis de recuerdo), para protegerse de enfermedades frente a las que la persona no tiene inmunidad por no haberlas padecido en la infancia o por no haber tenido la oportunidad de vacunarse, para protegerse de exposiciones laborales o por viajes. Berta Uriel destacó especialmente la vacunación para protegerse de enfermedades frente a las que hay más susceptibilidad por padecer patologías de base, tener edad avanzada o estar en tratamiento con determinados fármacos.

 

Por otra parte, señaló que, además de la consulta médica, "las Oficinas de Farmacia es muy importante" para llamar la atención a estos pacientes. En este sentido centró su intervención Santiago Cuéllar Rodríguez, responsable del Departamento de Acción Profesional del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF). Expuso que el objetivo fundamental es optimizar el conocimiento de los farmacéuticos y sensibilizar y formar a la población sobre los valores de la vacunación, pues "por la oficina de farmacia pasan diariamente 2 millones de personas, un 25% de los cuales no adquieren nada en su visita, a excepción de información y asesoramiento".

 

Problemática jurídica de la vacunación

 

César Tolosa, Presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cantabria, abordó la problemática jurídica de la vacunación en España. Tras recordar varios casos de la justicia española, indicó: "Dando respuesta al posible conflicto que puede producirse entre la libertad individual de elección y los intereses generales que pueden verse afectados por la negativa a la vacunación, existe una sentencia que reconoce que la convivencia en un Estado social y democrático de Derecho supone no sólo el respeto de los derechos fundamentales a título individual, sino también que su ejercicio no menoscabe el derecho del resto de la sociedad que se rige por unas pautas de conducta que persiguen el interés general".

 

Ante esto, mencionó existen situaciones en las que se puede establecer la obligación legal de vacunarse, siempre y cuando se haya obtenido la oportuna autorización que el Juez concederá cuando compruebe que se acredita la existencia de circunstancias que lo permitan. Así pues, "a la hora de a la hora de afrontar la problemática de la vacunación en nuestro país, ha de partirse de que la vacunación es voluntaria, pero aparecen ciertas normas que permiten plantearse si la voluntariedad no se convierte en una recomendación legal".

 

Ante el planteamiento de que la vacunación pudiera dejar de ser un derecho y convertirse en un deber, Xurxo Hervada, subdirector general de Información sobre salud y Epidemiología de la Consejería de Sanidad de Galicia, concluyó que la Salud Pública en general y las vacunas en especial, no deberían estar en el debate de los recortes. Afirmó: "Sus modificaciones deben seguir un debate técnico previo a la decisión final y la evaluación económica no debería ser más que un elemento añadido de la decisión, en la que también hay que tener en cuenta: la carga de la enfermedad, la efectividad y seguridad de la vacuna, las repercusiones de la modificación y aspectos éticos".