Para Juan Abarca, secretario del IDIS, 'privatizar' es tener una plaza en propiedad para toda la vida

En la presentación de un nuevo informe sobre la aportación de la sanidad privada, el secretario general del IDIS, Juan Abarca volvió a insistir, frente a quienes se oponen a la externalización/privatización de la gestión de la asistencia sanitaria pública, que la auténtica privatización es la que comporta (en el caso de los médicos del sistema sanitario público) tener una plaza fija de por vida.

Guardar

 Juan Abarca, secretario general del IDIS y Alipio Gutiérrez, presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS)
Juan Abarca, secretario general del IDIS y Alipio Gutiérrez,
presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS)

Este miércoles, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que agrupa a las principales aseguradoras sanitarias del país, así como a los grandes hospitales privados, presentó un nuevo informe de situación (que se adjunta), sobre la aportación de la sanidad privada al sostenimiento del sistema sanitario público y, durante su intervención, el secretario general del instituto, Juan Abarca, volvió a denunciar a quienes, desde puestos públicos fijos, denuncian la externalización de la gestión de la asistencia que propugnan algunas comunidades, entre ellas la de Madrid. Abarca, que aseguró que se pretende confundir a la población, comentó que las mareas blancas y otras movilizaciones les está perjudicando al sector privado, ya que "se están quitando conciertos" con la pública en algunos hospitales privados, que calculó que es en la actualidad de un 10 por ciento del presupuesto total del Ministerio. Con respecto a la generalizada acusación de afán de lucro por parte de la empresa privada, manifestó: "soy un empresario con ánimo de lucro, pero al paciente nunca se le ha quitado nada; siempre es el primero, en cambio, en la pública si hay huelga no se opera al paciente".

 

Acompañaba al secretario general del IDIS Alipio Gutiérrez, presidente de la Asociación de Informadores de la Sanidad (ANIS), quién justificó su presencia en el acto," porque su organización presta apoyos a cuantos tengan algo que decir sobre la salud".

 

El desmoronamiento del sistema público

 

Juan Abarca, que, por la tarde, también intervino ante la Subcomisión de Sanidad del Congreso, aseguró que el IDIS no paraba de crecer desde su creación hacía ya tres años y medio y que su principal pretensión era informar sobre la sanidad privada y sobre su aportación al sistema público.

 

De "gravísima situación" calificó lo que está ocurriendo con un sistema público, "que se está desmoronando". Como ejemplo señaló la deuda que genera y que no para de crecer y las desigualdades que se dan entre la comunidades autónomas, que están acabando con el principio de equidad en el tratamiento de los pacientes. Y reiteró que lo que ellos pretenden es que la asistencia sea a la vez universal y de fácil accesibilidad al ciudadano. "No pensamos solo en el dinero; eso es mentira", dijo, para lo que se remitió a los informes existentes que indican la falacia de tal acusación.

 

El sector privado y la planificación del SNS

 

En su planteamiento, Abarca pidió que se contara con el sector privado a la hora de planificar a nivel nacional la asistencia. Alabó la opción de dar libertad al paciente para elegir hospital y la promoción de una mayor inversión privada, "para el que no tiene opción de esperar, de estar en listas, pueda tener una opción"; en este sentido resaltó que en España un seguro privado es cuatro veces más barato que en el resto de Europa. Y añadió que su pretensión es que se llegue a normalizar lo que ya se viene. Según el IDIS, el gasto sanitario en España representó el 9,34 del PIB en 2010, de lo que el 9,34 corresponde al gasto sanitario público (6,89 por ciento) frente al privado que es de 2,45 por ciento y que representa el 26,2 por ciento del gasto sanitario total.

 

Situó en un 6,9 millones los asegurados "que contribuyen a la descarga y al ahorro del sistema público; calculó el ahorro del 2011 de un paciente que acude exclusivamente al sector privado en unos 1.174 euros al año, sin incluir el gasto farmacéutico. En el caso de los pacientes que utilicen ambos sistemas, el público y el privado, calculó un ahorro de 569 euros al año; al respecto el informe calcula que el presupuesto público per cápita alcanza los 1.257 euros en 2012, frente a la cápita privada de 505 euros.

 

Un dato relevante, en relación con las intervenciones quirúrgicas, es que la privada llevó a cabo en 2010 el 30 por ciento de las intervenciones quirúrgicas (1,4 millones), registró el 24 por ciento de las altas y atendió al 20 por ciento de las urgencias. En cuanto a las comunidades autónomas se refirió a Andalucía como la que tiene un gasto muy bajo, tanto en el sector público como en el privado, y que tanto Madrid como Cataluña y Baleares tienen menos gasto en el sector público "ya que cuentan con un mayor número de asegurados".

 

Para respaldar la argumentación de que el sistema privado es un gran dinamizador y difusor, gracias a su equipamiento tecnológico, resaltó los siguientes datos: el 58 por ciento de las resonancias magnéticas pertenecen al sector privado, así como el 56 por ciento de los PET y el 37 por ciento de los TAC.

 

Un 40 por ciento de la investigación

 

Juan Abarca anunció la presentación de un informe el próximo 21 de Abril en el que se demuestra que el 40 por ciento de la investigación se hace en el sector privado, respondiendo así a las acusaciones que aseguran que no se investiga en la privada. "Soy empresario con ánimo de lucro, pero lo primero es el paciente al que nunca se le ha quitado nada; en la pública no se opera si hay huelga", arguyó al respecto.

 

Aseguró no saber a cuánto asciende la deuda de la pública con la privada, ya que no han hecho una prospección al respecto, aunque creía que asciende a más de mil millones de euros.

 

En cuanto a la relación del IDIS con los poderes políticos aseguró que la relación con los políticos es buena , aunque todo lo que está pasando está perjudicando la relación entre lo público y lo privado.

 

En otro momento lamentó el rechazo que se está produciendo por parte de la ciudadanía a la colaboración entre pública/privada y añadió: "hay demasiado posicionamiento político y es lo peor que puede estar pasando". Por eso argumentó que se están diciendo cosas que son mentiras y ayudan a engañar a la ciudadanía que es una víctima del sistema público. Y abundó en que el ciudadano que tiene seguro quiere seguir teniéndolo en un 91 por ciento.