Más de 2.000 farmacéuticos valencianos, ante el Palacio de la Generalidad

Más de 2.000 farmacéuticos de toda la Comunidad Valenciana se han manifestado a media mañana de este martes en Valencia, ante el Palacio de la Generalidad, para protestar por los impagos de las facturas por los medicamentos dispensados con cargo a fondos públicos, que se remontan a mediados de abril y cuyo monto asciende a 550 millones de euros.

Guardar

Más de 2.000 farmacéuticos valencianos, ante el Palacio de la Generalidad
Imagen destacado
Personalizado

Los tres Colegios de Farmacéuticos de la Alicante, Castellón y Valencia y la Confederación Empresarial de Oficinas de Farmacia, Confar, acordaron realizar una manifestación de protesta por el impago de las facturas farmacéuticas después de haber conocido que, en contra de las promesas del gobierno regional, los pagos a las oficinas de farmacia de la Comunidad Valenciana no podrían llevarse a cabo hasta la semana del 29 de octubre.

 

Como broche de la manifestación, se leyó un manifiesto de protesta y, a su término, se hizo entrega de una carta (que se adjunta) al presidente de la Generalitat en registro de entrada del Palau de la Generalitat.

 

Situación preocupante

 

De acuerdo con los datos facilitados por los colegios de farmacéuticos de la Comunidad, las oficinas de farmacia valencianas están al borde del colapso, tras los impagos reiterados de la Generalitat de los medicamentos adelantados a los ciudadanos que adeuda 550 millones de euros, lo que equivale casi al 4% del presupuesto de la Generalitat. Tras sucesivos incumplimientos de los calendarios de pagos presentados desde la Generalitat las farmacias ya no pueden esperar más y además ven agravada su situación por los pagos de los impuestos del pasado 22 de octubre.

 

Las 2.200 farmacias de la Comunidad Valenciana se encuentran en una situación insostenible, pues las facturas pendientes se remontan al mes de abril.

 

Más de 200 farmacias de la Comunidad Valenciana se encuentran en concurso de acreedores al no poder adelantar más recetas esperando que la Generalitat se ponga al corriente de los pagos, otras se encuentran en situación de embargo y algunas han tenido que cerrar sus persianas, ya que no han podido aguantar más y esperan poder cobrar pronto los impagos para ver si la situación mejora.

 

Los almacenes de distribución se encuentran también en una situación preocupante, ya que al no poderles pagar las oficinas de farmacias no pueden seguir distribuyendo medicamentos con normalidad, al no poder comprar fármacos a los laboratorios farmacéuticos.

 

El nuevo retraso en los adelantos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que tenían que llegar el pasado 22 de octubre y que llegarán el próximo día 29, tras el aplazamiento de la reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos y que finalmente se producirá el próximo jueves y que luego se ratificará en el posterior Consejo de Ministros del viernes.