Los 'posicionamientos terapéuticos' facilitan una financiación más ágil de los nuevos fármacos

Los posicionamientos terapéuticos bien hechos contribuyen a una financiación más ágil de los nuevos fármacos. A esa conclusión se llegó en la XLIII Jornada Fuinsa celebrada este martes, 5 de febrero, para analizar las nuevas estrategias de coordinación del SNS. El encuentro permitió escuchar voces autorizadas de la administración central y autonómica, además de la Industria Farmacéutica y las sociedades científicas de Farmacia.

Guardar

Emilio Vargas (UCM), Alfonso Moreno (Fuinsa), Carlos Lens (Ministerio de Sanidad), José Luis Poveda (SEFH), Antón Herreros (Fuinsa) y Antonio Portolés (SEFC) 
Emilio Vargas (UCM), Alfonso Moreno (Fuinsa),
Carlos Lens (Ministerio de Sanidad), José Luis Poveda (SEFH),
Antón Herreros (Fuinsa) y Antonio Portolés (SEFC)

En 2012 la Subdirección General de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios, perteneciente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, aprobó la financiación de 17 nuevos medicamentos de un total de 24 presentados. Esto, según su máximo responsable, Carlos Lens, fue un volumen normal que no evidencia una reducción en el empuje innovador de la Industria farmacéutica.

 

La jornada organizada por la Fundación para la Investigación en Salud (FUINSA) sirvió para fijar el concepto de posicionamiento terapéutico. Su utilidad se vinculará al grupo específico de coordinación que el Ministerio de Sanidad ha creado al efecto, dentro de la Comisión Permanente de Farmacia, que determina los fármacos que deben entrar en la prestación farmacéutica. Este trabajo resultará muy práctico para que la Comisión Interministerial de Precios (CIPM) pueda fijar el posicionamiento de cada nuevo fármaco y su precio dentro de la financiación pública. El "Grupo de Coordinación del Posicionamiento Terapéutico" será el encargado de coordinar el informe de evaluación de nuevos fármacos (IPT).

 

Objetivo: acortar tiempos

 

En 2012 la Subdirección General de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios, perteneciente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, aprobó la financiación de 17 nuevos medicamentos de un total de 24 presentados. Esto, según su máximo responsable y representante de la Administración central en la jornada Fuinsa, Carlos Lens, supone que el grupo encargado de generar los IPT nace con la voluntad de aprobar de forma rápida la financiación, o informar sobre su denegación, de aquellos fármacos novedosos que podrían aportar valores diferenciales en el tratamiento de algunas enfermedades.

 

Lens inició su intervención asegurando que el gasto farmacéutico ha sido la diana contra el déficit de financiación, especialmente desde que hace 10 años se hiciera el transvase total de transferencias a las Comunidades Autónomas (CC.AA.). Esto se ha traducido en medidas cortoplacistas que no son exclusivas de España, sino que afectan a todo el ámbito occidental. En palabras del subdirector general, el IPT debe abundar en la incidencia de la enfermedad a la que va dirigido el nuevo fármaco, así como su prevalencia, la tipología de pacientes, las indicaciones y sus poblaciones y subpoblaciones, para que después se pueda realizar un adecuado estudio del impacto presupuestario y del coste por efectividad del medicamento. Para Lens contar con un buen IPT es tener ya andado gran parte del camino. El IPT debe ser un documento vivo en el que también puedan dejar su impronta las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes, aunque esto sea habitualmente difícil. En ese sentido, José Luis Poveda, presidente de la SEFH, Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, ofreció el modelo Génesis, utilizado profusamente por la entidad con el reconocimiento de la CIPM.

 

Desde las CC.AA.

 

La participación desde la óptica de las comunidades autónomas durante la jornada corrió a cargo de Encarnación Cruz Martos, subdirectora de Compras de Farmacia y Productos Sanitarios de la Comunidad de Madrid; de Antoni Gilabert, gerente de Atención Farmacéutica y Prestaciones Complementarias del Servicio Catalán de la Salud; y de Carolina González-Criado, subdirectora general de Farmacia del Servicio Gallego de Salud.

 

Favorable con reservas, Farmaindustria

 

Emili Esteve, director técnico de la patronal farmacéutica Farmaindustria, reconoció encontrar puntos positivos en el nuevo enfoque que se quiere dar al posicionamiento terapéutico, pero también deseó que éste sea respetado una vez se alcance, porque, si no, todo el esfuerzo resultaría estéril. Al final de la jornada hubo una breve controversia entre el representante de Farmaindustria y el gerente del Catsalud, acerca de la necesidad de centralizar o no algunos aspectos de la atención en aras de la equidad. Mientras el representante de la patronal pidió simplificar las cosas, su interlocutor aseguró que siempre ha habido diferenciación terapéutica incluso intrahospitalaria, y que esto nunca se había considerado como algo que fuera en contra la equidad. Finalmente todo quedó en una consabida defensa de posiciones.