Las fundaciones sanitarias defienden un modelo económico basado en la transparencia

Cómo debe financiarse una fundación sanitaria: éste fue el eje central del debate desarrollado en el "Foro sobre ética en las fundaciones sanitarias" celebrado este jueves en Madrid, en el que, además, quedó puesto de relieve la importancia de contar con una nueva ley del mecenazgo que favorezca la financiación de las fundaciones a través del ámbito privado, y la necesidad de crear un grupo de presión que tenga un papel más relevante en la política sanitaria española.

Guardar

En materia de fundaciones sanitarias es necesario contar con una estructura financiera basada en la transparencia a través de una publicación periódica y pública de sus cuentas. Ésta es una de las principales conclusiones extraídas de este debate, organizado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, IESBS, junto con la Fundación Española del Corazón, FEC, y el apoyo de la Sociedad Española de Cardiología, SEC.

 

Para el Dr. Leandro Plaza, presidente de la FEC y uno de los moderadores de la jornada, "en los tiempos que corren es importante que todas las personas vinculadas a una fundación sanitaria, y las que tienen previsto estarlo a través de una futura colaboración, sepan a qué dirigen los recursos estas fundaciones. Entre todos debemos recordar que la función de una fundación es detectar, asumir y gestionar las nuevas demandas de la sociedad".

 

Por su parte el Dr. Manuel de la Peña, presidente del IESBS y segundo moderador del foro, recuerda que "la ética, la transparencia y la participación activa de la sociedad civil, son los pilares esenciales de las fundaciones sanitarias".

De izq. a dcha., M. de la Peña, J.A. Gutiérrez, I. Oriol, D. Ayuso y L. Plaza. 
De izq. a dcha., M. de la Peña, J.A. Gutiérrez, I. Oriol, D. Ayuso y L. Plaza

Mecenazgo y grupos de presión

 

Otra conclusión destacable del foro es la necesidad de que se apruebe la nueva ley del mecenazgo para favorecer, así, la financiación de las fundaciones a través del ámbito privado. Esta ley, el anteproyecto de la cual está a punto de presentarse en el Congreso de los Diputados, permitiría a las empresas y entes privados obtener mayores beneficios fiscales de las donaciones.

 

Lo mismo cabe decir de la conveniencia, según los expertos, de crear un grupo de presión que represente a todas las fundaciones sanitarias y que participe de las decisiones que tengan que ver con la política sanitaria española. En palabras del doctor Plaza, "es importante que todas las fundaciones sanitarias nos unamos para defender las necesidades de los pacientes, por un lado, y de asegurar la realización de proyectos de investigación, y de planes de formación y de docencia por el otro".

 

Según un estudio de la Asociación Española de Fundaciones, nuestro país cuenta con 389 fundaciones, de las que sólo el 28% tiene como fundadores y patronos a entidades privadas sin ánimo de lucro.

 

Participantes

 

De entre las personalidades del mundo sanitario participantes en el debate, cabe citar a Mario Mingo, portavoz del Grupo PP en Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo en el Congreso de los Diputados; Isabel Oriol, presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer; Julio González Ronco, director gerente de la Fundación Real Madrid; el Dr. José Antonio Gutiérrez Fuentes, miembro de la Fundación Lilly; Diego Ayuso, director de Enfermería del H. Puerta de Hierro Majadahonda de Madrid; Belén Prado, viceconsejera de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y el Dr. Miguel García Alarilla, presidente en funciones del Colegio de Médicos de Madrid.

De izq. a dcha., D. Ayuso, I. Oriol, L. Plaza, M. de la Peña, M. Mingo, M. García Alarilla, B. Prado y S. Fernández. 
De izq. a dcha., D. Ayuso, I. Oriol, L. Plaza, M. de la Peña, M. Mingo, M. García Alarilla, B. Prado y S. Fernández