La terapia combinada, considerada tratamiento de referencia en los pacientes con Alzheimer

La XVII edición del Curso Nacional de Enfermedad de Alzheimer que, organizada por la Fundación Grünenthal en colaboración con el Grupo de Estudio de Neurología de la Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología (SEN), sacó a la luz conclusiones consideradas de interés para la comunidad médica (especialistas en Neurología, Geriatría, Psiquiatría, médicos de Atención Primaria, etc.), tanto en lo referente a diagnóstico como en el tratamiento de esta patología.

Guardar

"En el momento actual existen dos tipos de fármacos disponibles para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, los inhibidores de la acetilcolinesterasa (donepezilo, rivastigmina y galantamina) y la memantina", explicó en una de las mesas redondas el doctor Adrián Ares Luque, del Complejo Asistencial Universitario de León, quien añadió que "todos ellos han demostrado su eficacia en el control de las alteraciones cognitivas, conductuales y funcionales que caracterizan esta enfermedad". En esta línea, según este neurólogo, "el tratamiento combinado (con la asociación de un inhibidor de la colinesterasa y memantina) ha demostrado una mejoría sintomática en aspectos cognitivos, conductuales y funcionales y en escalas de valoración global, en ensayos clínicos a 6 meses, por encima de la obtenida con el tratamiento con inhibidores de la colinesterasa en monoterapia".

 

"Varios estudios abiertos han mostrado, además, que la terapia combinada mantiene su eficacia de forma prologada en el tiempo. Así, ralentiza el deterioro cognitivo y funcional de forma significativa y sostenida (tras un seguimiento de dos años y medio) y previene la aparición de alteraciones conductuales, retrasando la necesidad de institucionalización (tras un seguimiento de más de cinco años). Por todo ello, la combinación de un inhibidor de la acetilcolinesterasa y memantina debe ser considerada el tratamiento de referencia en los pacientes con enfermedad de Alzheimer", concluyó el doctor Ares Luque.

 

Talleres formativos

 

Por otro lado, cabe destacar que durante la cita científica los 200 expertos inscritos participaron en diferentes talleres formativos, entre los que destaca el impartido por el doctor Cristóbal Carnero, del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, sobre "Escalas neuropsicológicas en la consulta de demencia".

 

En este taller, según el especialista, se hizo una puesta al día sobre los nuevos instrumentos y escalas que se han desarrollado en los últimos años y que tienen como objetivo facilitar la detección, evaluación y seguimiento de los pacientes con deterioro cognitivo o demencia en las consultas. "Hemos hecho especial hincapié en dos de ellos, por un lado el Fototest (un test breve que facilita la detección y el diagnóstico de personas que consultan por quejas de memoria, un motivo de consulta cada día más frecuente, de hecho 1 de cada 3-4 consultas en Neurología es por este motivo)", explicó el doctor Carnero, quien apuntó que el Fototest "apenas precisa tres minutos y mejora el rendimiento, tanto en coste como en utilidad diagnóstica, de los test que se utilizaban hasta ahora con este objetivo".

 

AlzheimerEl otro instrumento que centró la atención del taller fue la Escala ROSA, un cuestionario recientemente desarrollado y que pretende agilizar y facilitar el seguimiento de los pacientes con enfermedad de Alzheimer, valorando de forma global e integral su estado cognitivo, funcional, conductual y su calidad de vida así como la sobrecarga del cuidador.

 

Las jornadas concluyeron el sábado con un curso rápido de marcadores para el diagnóstico de la enfermedad, cuyo objetivo fue la identificación de los marcadores que pueden estar disponibles en la práctica clínica presente y futura, y que permitan la aplicación de los nuevos criterios diagnósticos para así, diagnosticar la enfermedad sin la aparición de la demencia.