La sanidad escandinava se encamina hacia la asistencia integral y el refuerzo de la Atención Primaria

"Las reformas que se están abordando en los países escandinavos tienen la finalidad de evitar que el enfermo llegue al hospital. Para ello se están centrando los esfuerzos y recursos en la prevención y en la coordinación de la Atención Primaria". Es esta una de conclusiones de la reunión de expertos organizada por la Fundación Ad Qualitatem e Improven en la sede de la Fundación Once en Madrid.

Guardar

image__FAQ_Improven1_7503570919847892249
image__FAQ_Improven1_7503570919847892249

Los expertos Anders Bildsoe, Peter Emmerich y Dag Noren flanquean a Sergio Gordillo. A la dcha., Jaime Ávila, director de proyectos de Improven
Los expertos Anders Bildsoe, Peter Emmerich y Dag Noren
flanquean a Sergio Gordillo. A la dcha., Jaime Ávila,
director de proyectos de Improven
La jornada, que se desarrolló bajo "Eficiencia y mejora de gestión en el sector sanitario: el ejemplo de los países escandinavos", ha reunido a medio centenar de profesionales sanitarios, y ha contado con la presencia de Antonio Burgueño, director general de Hospitales de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que ha sido el encargado de la apertura del acto.

 

Burgueño ha señalado la relevancia de analizar sistemas sanitarios diferentes a los propios, sobre todo los escandinavos, dado que "los identificamos con la innovación y la modernidad". Además, ha añadido que son también ejemplo de colaboración público-privada y es importante saber cuál es su balance. En la mesa, le ha acompañado Alfredo Milazzo, presidente de la Fundación Ad Qualitatem, y Sergio Gordillo, socio director de Improven.

 

Los expertos en los sistemas de salud de Dinamarca, Suecia y Noruega han detallado su funcionamiento actual y cuáles serán las principales líneas de actuación en los próximos años. Anders Bildsoe, especializado en el sistema danés, ha expuesto que este país emplea el 10% del PIB en Sanidad y que el 90% de estos gastos son públicos. Según ha detallado, se está reformando el sistema para reducir los gastos y aumentar la eficiencia.


Potenciar la Primaria

 

Para ello, el sistema de salud de Dinamarca está potenciando la actividad de Atención Primaria, la prevención y la participación de los pacientes de manera más activa. Por su parte, Dag Noren, experto en el sistema sanitario sueco, ha puesto énfasis en el aumento de la población mayor y enfermos con patologías crónicas, y todo el coste que ello supone para el sistema.

 

Por este motivo, se están poniendo en marcha lo que denominan equipos comunitarios, formados por tres profesionales, que visitan a los ancianos y abordan sus enfermedades de manera global. Anteriormente, el enfermo era ingresado en el hospital y estudiado de manera independiente, dolencia por dolencia. Gracias a este nuevo concepto, según los últimos datos, las visitas a urgencias han descendido un 80%.

 

El sistema de salud de Noruega, ha sido analizado por Peter Emmerich, quien ha señalado que el problema en ocasiones es cultural y otras muchas tiene que ver con la falta de colaboración entre los profesionales. Por este motivo, el H. de Noruega, "cuyo modelo de gestión hospitalario es ejemplarizante y uno de los mejores del mundo", está trabajando en la optimización de los procesos y en mejorar los itinerarios de los pacientes. De este modo, según ha expuesto, un paciente ha pasado de tardar más de dos horas en ser diagnosticado desde que entra en urgencias a tardar treinta minutos.


Protección de datos

 

De otro lado, los expertos han alabado la calidad y profesionalidad del personal sanitario español así como la labor de los sistemas informáticos, que aún están despegando en sus países de referencia. "El gran problema que tenemos en este terreno es la sensibilidad de los datos con los que trabajamos y su protección. Se está estudiando la posibilidad de que sean los propios pacientes los dueños de estos datos y que sean ellos los que los porten a los diferentes especialistas", ha afirmado Emmerich.