La partida farmacéutica es la fuente de ahorro en los presupuestos de Sanidad

La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, presentó el viernes en el Congreso los presupuestos sanitarios, que adelgazan año tras año y que ponen el acento en el ahorro en medicamentos la mayor fuente de ahorros: 1.700 millones de euros hasta fin del presente año.

Guardar

Pilar Farjas 
Pilar Farjas

Pilar Farjas hizo esta estimación tras haber comprobado que, en los dos primeros meses de aplicación de las nuevas medidas de política farmacéutica, el ahorro, sólo en el gasto a través de receta del Sistema Nacional de Salud, había sido superior a los 400 millones de euros. En los últimos meses del año, a la modificación en el sistema de aportación del usuario, además se le añadirá el efecto de otras medidas, como la revisión del Nomenclátor, que entró en vigor el pasado 1 de septiembre, y la plataforma de compras centralizadas, que ya trabaja para adquirir los primeros medicamentos y productos sanitarios de forma única para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las Comunidades Autónomas

 

Reducción del 6,36 por ciento

 

La secretaria general de Sanidad explicó en su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados que las cuentas para el año que viene se enmarcan en el contexto de austeridad necesario para el cumplimiento del objetivo de déficit. No obstante, aseguró que la sanidad pública quedará completamente protegida.

 

Los presupuestos globales para 2013 del departamento que dirige Ana Mato ascienden a 2.970 millones de euros, el 75% de los cuales irá destinado a la Ley de Dependencia. Sanidad y Consumo contará con 338 millones de euros. Excluida la partida del Fondo de Cohesión, que se transforma en un fondo de compensación extrapresupuestario, el descenso respecto a este año es del 6,36%.

 

El Fondo de Cohesión se transforma en un Fondo de Compensación, que funcionará a través de la liquidación de los recursos del sistema de financiación de las Comunidades Autónomas. De este modo, el Ministerio considera que se garantiza mejor la equidad en la asistencia sanitaria en toda España.

 

Fondo compensación a través de Hacienda

 

El nuevo Fondo funcionará de manera conjunta con el FOGA y, de acuerdo a los criterios de casos, registros, análisis de costes y sistema de liquidación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, permitirá realizar la liquidación económica para su remisión al Ministerio de Hacienda, que compensará a las CC AA. De este modo, se cubre la asistencia de los pacientes desplazados de una Comunidad a otra, de los residentes en zonas limítrofes y de los que son remitidos a un centro de referencia de otra autonomía.

 

En el ámbito sanitario, se priorizan las partidas destinadas a la aplicación de la e-salud y la tarjeta sanitaria interoperable para garantizar la cohesión del sistema y la igualdad de los ciudadanos. Este presupuesto permitirá el desarrollo de proyectos como la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones Sanitarias, un instrumento para mejorar la eficiencia del Sistema nacional de Salud.

 

Asimismo, se abordarán trabajos esenciales para hacer frente a las enfermedades más frecuentes, como la Estrategia de abordaje de la cronicidad, cuyo desarrollo se completará en 2013. El Ministerio también mantiene su compromiso con las iniciativas destinadas a investigar y mejorar el tratamiento de las enfermedades raras.

 

Apuesta por la ONT

 

El Ministerio continúa su apuesta por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), que mantiene su dotación, con lo que se consolida el modelo español. La Estrategia del Plan Nacional sobre el Sida es otra de las partidas que también mantiene su presupuesto.

 

Sanidad destaca el esfuerzo por mantener el presupuesto para la asistencia sanitaria que presta el Ingesa en Ceuta y Melilla. Con un ajuste mínimo, su presupuesto contempla el ahorro obtenido gracias a las medidas de sostenibilidad en el ámbito farmacéutico para todo el Sistema Nacional de Salud, que han supuesto un descenso del gasto en farmacia superior al 20% en sus dos primeros meses de aplicación.

 

En cuanto a las políticas de protección de los consumidores, crece el peso porcentual presupuestario del Instituto Nacional de Consumo y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.