La 'pandemia' de obesidad mórbida ha empezado ya en la infancia

La 'pandemia' de obesidad mórbida que se prevé invada los países desarrollados los próximos años ha empezado ya en la infancia; de ahí la importancia de que los pediatras detecten a tiempo los casos de Diabetes Mellitus Tipo 1 y deriven los niños a los endocrinólogos pediátricos. Así lo aseguraron los presidentes de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP) este martes, 12 de marzo, en Madrid.

Guardar

Los doctores Luis Castaño (SEEP), Serafín Málaga (AEP), Juan Pablo López Siguero (H. Carlos Haya, Málaga) y Beatriz García Cuartero (H. Severo Ochoa, Madrid)

Los doctores Luis Castaño (SEEP), Serafín Málaga (AEP),
Juan Pablo López Siguero (H. Carlos Haya, Málaga) y
Beatriz García Cuartero (H. Severo Ochoa, Madrid)

Según datos de la SEEP, en España se ha multiplicado por dos la incidencia de Diabetes Mellitus Tipo 1 con el debut de 1.000 nuevos casos cada año en edad infantojuvenil. Este dato fue hecho público durante la presentación de un manual práctico con pautas de diagnóstico y derivación a especialistas pediátricos, en un acto presidido por el profesor Serafín Málaga, presidente de la AEP.

 

Necesaria, pero no reconocida

 

El profesor Luis Castaño, presidente de la SEEP y endocrinólogo pediátrico, presentó su sociedad y habló de su trabajo y el de sus colegas dentro de una especialidad que todavía no ha sido reglada por el Ministerio de Sanidad. En ese sentido, el doctor Málaga volvió a pedir que se autoricen por Derecho las especialidades pediátricas que ya están cumpliendo de Hecho una función asistencial de primera magnitud, en el campo de la Pediatría clínica.

 

El doctor Castaño explicó también cómo los endocrinólogos especializados en niños han sabido combatir eficazmente el retraso mental mediante el diagnóstico del hipotiroidismo congénito. Igualmente, en el caso de la Diabetes que afecta a la infancia (al tipo 1 corresponde el 97% de los casos) el diagnóstico génico puede ser de gran ayuda, aunque en la mayoría de los casos no conseguirá que los niños puedan prescindir de la insulina.

 

Manual de ayuda

 

Los también endocrinólogos infantiles Juan Pablo López Siguero y Beatriz García Cuartero, ampliaron detalles del Manual de Endocrinología Pediátrica del que han sido coordinadores. Según Siguero, especialista del Hospital Carlos Haya de Málaga, más de la tercera parte de las consultas que realizan los padres al pediatra tienen que ver con la nutrición, el metabolismo y los problemas alimentarios. Por su parte, la doctora Cuartero, endocrinóloga del Hospital Severo Ochoa de Madrid, alertó del peligro del estilo de vida sedentario que han adoptado los niños y adolescentes españoles junto a un galopante abandono de la dieta mediterránea. Estos hechos explican que ya haya 30.000 casos de Diabetes Tipo 1 en la infancia y que estos pacientes dependan de la insulina para sobrevivir.

 

Anticiparse a la Obesidad

 

De todos son conocidas las graves implicaciones que tiene la Diabetes en la salud de las personas (ceguera, afectación del riñón, riesgo cardiovascular...) y en qué medida puede acortar su vida. Si actualmente cerca del 20% de la población adulta ya es obesa, es muy probable que ese porcentaje se eleve, teniendo en cuenta que España es el país europeo con mayor tasa de sobrepeso (25%) y obesidad (12%) infantiles, llegando en algunas edades a prevalencias del 40%. Es por ello labor de pediatras, endocrinólogos y padres atajar esta inminente pandemia de Obesidad que agravará la salud de los ciudadanos y gravará además el coste de los sistemas sanitarios.

 

El tercer tipo

 

Junto a los conocidos tipos de Diabetes, siendo muy infrecuente en niños la Diabetes tipo 2, la doctora Cuartero describió la Tipo 'Mody', más heredable que las otras modalidades y de abordaje más exitoso. En este tipo de Diabetes se muestran especialmente útiles los antidiabéticos orales. Una diabetes Mody es aquella que manifiesta rasgos propios de la edad adulta, pero debutando en niños y adolescentes.