La innovación en Sanidad, una herramienta para la sostenibilidad del sistema

Los avances de los últimos años han permitido mejorar los procesos de diagnóstico y la eficacia de los tratamientos y los medicamentos, lo que ha supuesto una mejora en las tasas de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes. Así lo pusieron de manifiesto los participantes en una de las mesas celebradas durante el XX Congreso Nacional de Derecho Sanitario, la dedicada a "la innovación en los medicamentos como factor de desarrollo y progreso sanitario: hacia un marco estable y previsible".

Guardar

image__Foto_8440626541666547545
image__Foto_8440626541666547545

Juan E. Iranzo, Nieves Martín Sobrino, Julio Sánchez Fierro, Agustín Rivero y Humberto Arnés
Juan E. Iranzo, Nieves Martín Sobrino, Julio Sánchez Fierro,
Agustín Rivero y Humberto Arnés
Lejos de limitar la innovación en tiempos de crisis, los expertos del área de la salud consideran que ésta puede ser una herramienta muy útil para la sostenibilidad del sistema. En este sentido, el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, señaló que, "en el ámbito farmacéutico, el compromiso con la innovación está estrechamente ligado al compromiso con la sostenibilidad, porque solo asegurando la viabilidad de los sistemas sanitarios se puede garantizar que los ciudadanos accedan a las más novedosas terapias farmacológicas". En esta mesa, moderada por D. Julio Sánchez Fierro, miembro de la Asociación Española de Derecho Sanitario, también participaron Juan E. Iranzo, decano del Colegio de Economistas de Madrid; Nieves Martín Sobrino, directora general técnica de Farmacia de Castilla y León, y Agustín Rivero, director general de la Cartera Básica del SNS y de Farmacia.

 

La innovación dentro del ámbito sanitario ha mejorado durante los últimos años los procesos de diagnóstico y la eficacia de los tratamientos y los medicamentos, lo que ha repercutido, por ejemplo, en un aumento de las tasas de supervivencia de los pacientes y la mejora de su calidad de vida. Para el director general de Farmaindustria "la innovación farmacéutica facilita los tratamientos y genera ahorros netos de recursos económicos a los sistemas de salud que, en algunos casos, se han estimado de una magnitud hasta cinco o seis veces superior al aumento marginal del gasto farmacéutico generado. Además, los beneficios de la innovación farmacéutica no se limitan a los aspectos clínicos o presupuestarios del sistema sanitario, sino que se extienden al conjunto de la sociedad. Los nuevos medicamentos aumentan la productividad de los trabajadores, generan un mayor desarrollo económico e incrementan el bienestar social".

 

Finalmente, durante la mesa también se puso de manifiesto que los recortes y los ajustes presupuestarios poco favorables podrían afectar a los avances y a las propuestas innovadoras, limitando así su implantación. Por ello, Humberto Arnés, reclamó "que especialmente en estos momentos de crisis económica y financiera, hay que tener valentía y amplitud de miras hacia los gobiernos para que las presiones presupuestarias no pongan en riesgo las conquistas que la innovación ha supuesto en la salud y en la economía de nuestras sociedades".