La distribución farmacéutica carece de pensamiento único

Guardar

image__nicolas_carlos_200_41744
image__nicolas_carlos_200_41744
El modelo de farmacia en España, que facilita en condiciones de igualdad el acceso a los medicamentos a toda la población, descansa sobre un sistema de distribución, en su práctica totalidad cooperativo, sin el que sería imposible llevar a cabo la actuación de las farmacias. De alguna manera, puede decirse que las cosas podrían cambiar significativamente de romperse la actual interacción existente entre farmacia y distribución.
Antonio Abril
Antonio Abril
 Lluis Barenys
Lluis Barenys 
 Paulino Estrada
 Paulino Estrada

Este jueves, 16 de febrero, hay convocadas elecciones en Fedifar, la federación empresarial que agrupa al 97 por ciento de las distribuidoras de gama completa, las que facilitan a las farmacias la totalidad de los medicamentos disponibles en el mercado. Y no deja de sorprender que, para la presidencia, se postulen tres candidatos (Lluis Barenys, de Federación Farmacéutica de Cataluña; Antonio Abril, de Hermandad Farmacéutica del Mediterráneo, HEFAME; y Paulino Estrada, de Centro Cooperativo Talaverano, COFARTA), aunque, salvo sorpresas, ninguno de ellos logrará los dos tercios necesarios para salir elegido en primera votación, con lo que se volverá a las urnas dentro de un mes.

 

Situación compleja

 

La terna pone de manifiesto que, en Fedifar, no existe un pensamiento único a la hora de enjuiciar los problemas del sector que, como todos los relacionados con el medicamento, atraviesa una de sus etapas más difíciles. Resulta lógico que, ante intereses distintos, las propuestas de solución sean diferentes; y no debe sorprender que, dadas las dificultades del mercado, surjan planteamientos que pueden llegar a afectar al modelo de farmacia y no sólo al de distribución. De todos modos, tal modo distinto de pensar no es óbice para que la actuación sea unitaria.

 

Es verdad que puede resultar más fácil defender el modelo de farmacia que el de distribución. Sin embargo, la propia Fedifar ha presentado estudios, en especial uno elaborado por el IESE sobre el valor de la distribución farmacéutica completa en España, en donde se llama la atención sobre lo que aporta, pero, al mismo tiempo, sobre lo que se perdería en caso de desaparecer. En este último aspecto, la ausencia de la distribución mayorista comportaría sobrecostes tanto para las farmacias como para los laboratorios y, en consecuencia, para los pacientes. Ahora sería buen momento para repasar el trabajo del IESE.

 

Carlos NicolásEn consecuencia, no me parece el mejor momento para reclamar un cambio estructural del modelo. A no ser que se quiera una transformación total del sector farmacéutico, comenzando por el propio Sistema Nacional de Salud, SNS. De producirse cambios profundos en este último, sin duda que deberían hacerse en todos los demás, pues se verían afectados en su estructura. Lo que sería realmente lamentable es que el cambio de modelo de farmacia pudiera venir por la desafección de la distribución cooperativa creada por los propietarios de las farmacias.

 

Carlos Nicolás Ortiz es periodista y editor de Acta Sanitaria