La Asamblea del Colegio de Médicos de Madrid, por un mayor control de las cuentas

La asamblea de compromisarios del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), en que se aprobaron las cuentas de 2012 por amplia, también acordó un mayor control de las mismas, hasta el punto de que cualquier gasto superior a 60.000 euros que no figure en los presupuestos deba ser conocido previamente por los compromisarios.

Guardar

 La Dra. Ana Fernández Vidal, tesorera del Icomem, la Dra. Ana Sánchez Atrio, vicepresidenta del Icomem, la Dra. Sonia López Arribas, presidenta del Icomem, el Dr. Emilio Villa, secretario del Icomem, y el Dr. Antonio Ramos, vicesecretario del Icomem
La Dra. Ana Fernández Vidal, tesorera del Icomem, la Dra. Ana Sánchez Atrio, vicepresidenta del Icomem,
la Dra. Sonia López Arribas, presidenta del Icomem, el Dr. Emilio Villa, secretario del Icomem,
y el Dr. Antonio Ramos, vicesecretario del Icomem
La presidenta del Icomem, la Dra. Sonia López Arribas, durante su intervención en la Asamblea de Compromisarios

La presidenta del Icomem, la Dra. Sonia
López Arribas, durante su intervención
en la Asamblea de Compromisarios

 

 

 

 Los compromisarios ratifican por mayoría el balance y la liquidación de las cuentas correspondientes a 2012

 Los compromisarios ratifican por mayoría
el balance y la liquidación de
las cuentas correspondientes a 2012

 

 

 

 

 

 

La actual Junta Directiva del Icomem, durante el segundo semestre de 2012, que coincide con su llegada a la dirección de la corporación médica, implantó un nuevo plan de gestión que, con reajustes de personal y en otras partidas presupuestarias, comportó un 10 por ciento más de los ingresos (734.117 euros), que compensó el nueve por ciento más de gastos (649.952 euros) del total presupuesto (7.478.900 euros), lo que arrojó un superávit de 84.165 euros. Así consta en el balance y la liquidación de cuentas de 2012 del Icomem, aprobado este martes por 56 votos a favor, 35 en contra y 3 abstenciones durante la Asamblea de Compromisarios, unas cuentas que corresponden a dos Juntas Directivas diferentes.

 

"A nuestra llegada, a mitad del ejercicio de 2012, y una vez analizadas todas las partidas contables, el presupuesto tenía un exceso de gasto que no correspondía a la mitad de la dotación presupuestaria anual. Nuestra gestión ha estado encaminada a recuperar ese gasto, absorber el incremento del 3 por ciento de IVA e IRPF, y el incremento de otros precios y suministros, para terminar el año con superávit", comentó en su informe la presidenta del Icomem, Sonia López Arribas, quien añadió: "Terminar 2012 con superávit habiendo llegado al Colegio a mitad de año con exceso de gasto no es casual, sino el mérito de un modelo de gestión por el que apostó esta Junta Directiva desde su misma llegada al Colegio, sobre la base de un equipo técnico de doble control, compuesto por un director general y un asesor financiero".

 

Este superávit de más de 84.000 euros se ha logrado a pesar del incremento puntual de determinadas partidas, como los gastos de personal en 600.000 euros, principalmente por el pago de las indemnizaciones a los trabajadores despedidos y la dotación de provisiones ante posibles reclamaciones judiciales, despidos que suponen un gasto en el ejercicio actual pero que serán amortizados en ejercicios posteriores por el necesario ajuste de costes de personal que requería el Colegio. Y es que el programa de gestión de la actual Junta Directiva está orientado a una mayor eficacia en la gestión económica de la institución para rebajar sus costes operativos, manteniendo o mejorando los servicios a los colegiados, con el objetivo final de poder reducir las cuotas de colegiación.

 

Plan de actuación

 

En este plan de actuación se contempla, para reducir costes, la contención de las partidas de salarios y servicios profesionales, mediante una debida reorganización y, para incrementar ingresos, reducir la morosidad y mejorar los rendimientos de otros recursos como los financieros, los convenios de colaboración, los alquileres, etc. De esta forma, la actual Junta Directiva ya ha implantado un nuevo procedimiento de actuación contra la morosidad, de manera que trimestralmente se inician acciones de forma inmediata para evitar que se acumule nueva morosidad. Gracias a estos procedimientos se ha conseguido recuperar más de 700.000 euros, tal y como consta en el balance

 

Los nuevos presupuestos, en elaboración para el ejercicio 2013 y que la Junta Directiva espera se aprueben en la próxima Asamblea de Compromisarios, tendrán como coordenadas fundamentales, por un lado, la reducción de costes operativos mediante la profesionalización de la gestión administrativa, de modo que la Junta Directiva pueda centrarse en la gestión profesional y la mejora de los servicios a los colegiados, de manera que la colegiación en el Icomem pueda ser considerada como un valor positivo y no como una carga económica por necesidad legal.

 

A lo largo de la asamblea se registraron algunos debates sobre la situación de determinadas personas en el entorno de la junta directiva, con especial referencia a Antonio Mora, que ya no es gerente, aunque las explicaciones en principio fueron premiosas, o a la salida de Carlos Amaya como asesor de la presidenta, pues fue destituido en contra de la imagen de dimisión que él pretende dar. Asimismo, se  debatió el tema de los asesores jurídicos, pues se pretendió dar a entender (previo informe de los propios asesores) que no podían darse a conocer sus emolumentos, por poder afectar a la protección de datos, cuando tales pagos se realizan a cuenta de las cuotas de los colegiados.