José Martínez Olmos: "Veo improbable un Pacto sobre sanidad por la cerrazón del Gobierno"

José Martínez Olmos, designado coordinador federal de Sanidad del PSOE tiene claro qué es lo que va a defender su formación a nivel nacional: un servicio de naturaleza pública en el aseguramiento, financiación y provisión, con acceso universal, descentralización de la gestión y vocación de influir en las políticas europeas. Si es con un Pacto de Estado, mejor; pero lo ve improbable por la "cerrazón del Gobierno"

Guardar

José Martínez Olmos 
José Martínez Olmos

El actual portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso y ex secretario general de Sanidad en la última legislatura, subraya que la contribución de los gobiernos socialistas y de las comunidades gobernadas por este partido ha sido "de primera magnitud" en el desarrollo y defensa del Sistema Nacional de Salud, "que consideramos que es una conquista de la sociedad española".

 

Por eso entiende que el recorte, no sólo presupuestario, mediante el Real Decreto Ley 16/2012 del Gobierno del PP, ha supuesto una pérdida de derechos y una ruptura de consensos básicos" "El Gobierno de Rajoy, de manera unilateral, introduce un cambio de modelo sanitario que rompe las garantías de universalidad, de equidad y de calidad que estaban establecidas en el marco jurídico vigente con las tres normas básicas en materia de sanidad: la Ley General de Sanidad de 1986, la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud de 2003 y la Ley General de Salud Pública de 2011", afirma.

 

Cambio de modelo

 

En su opinión, "supone un paso atrás" y un cambio de modelo que "traspasa las líneas rojas, al romper con las garantías de universalidad definidas en dichas leyes y al excluir a colectivos de población como los inmigrantes en situación irregular, en una decisión injusta, inhumana e ineficaz en términos sanitarios".

 

Para el dirigente socialista, medidas como el copago, el recorte de prestaciones o la exclusión de colectivos a la sanidad pública "no garantizan la sostenibilidad de la sanidad pública y cambian radicalmente el modelo sanitario de éxito que hemos disfrutado los españoles hasta ahora". Como botón de muestra alude a los 8.000 millones de euros de deuda que se habrían acumulado con los proveedores en solo 12 meses.

 

¿Unanimidad autonómica?

 

Todas las autonomías que en estos momentos no están gobernadas por el PP ya han recurrido la citada reforma sanitaria ante el Tribunal Constitucional, mientras varias con presidentes populares se desmarcan en mayor o menor grado de la línea política de su partido. La pregunta si en el PSOE existe unanimidad autonómica sobre el modelo. "Absolutamente", contesta Martínez Olmos. "El PSOE tiene un modelo de sanidad pública que abordamos en los lugares donde gobernamos. Defendemos un Sistema Nacional de Salud de los ciudadanos y para los ciudadanos", insiste.

 

El modelo defiende básicamente una sanidad de naturaleza pública en aseguramiento, financiación y provisión de los servicios, con una amplia descentralización de la gestión y organización en las Comunidades Autónomas, cobertura universal, cohesión territorial y mayor protagonismo de la atención primaria de salud las políticas de salud pública. También defiende el portavoz socialista un sistema con mayor participación de los profesionales en la gestión de los servicios, "con criterios de autonomía responsable que permitan la implantación de la gestión clínica y la práctica basada en la evidencia científica". Un objetivo añadido es la "vocación de influir en las políticas sanitarias de la UE y de colaborar en la construcción de un espacio común de salud europeo", explica Martínez Olmos.

 

En el tejado de Ana Mato

 

Con estos mimbres, ¿hay algún punto de encuentro entre PP y PSOE para que sea factible un Pacto por la Sanidad? El portavoz socialista no se muestra muy optimista: "un Pacto por la Sanidad tiene sentido si es para hacer viable un sistema de las características del que señalamos. El Gobierno se ha negado a dejar siquiera la puerta abierta a reformular algunas de las medidas adoptadas en el RDL 16/2012, por lo que, en estos momentos, creo que es Ana Mato quien impide los puntos de encuentro", declara

 

En cualquier caso, ¿cree necesario ese pacto, que reclaman profesionales y ciudadanos, para defender el SNS? "Creo que es necesario defender el SNS. Si es con un Pacto, mejor. Pero la cerrazón del Gobierno de Rajoy lo hace muy improbable. Si el Gobierno no se muestra flexible, la Marea Blanca en Madrid, que se extiende a otras comunidades autónomas, seguirá siendo un buen exponente del rechazo social y sanitario a una política sanitaria que busca hacer negocio con la sanidad pública. Y finalmente, hará inviable la política sanitaria del PP", concluye.