Inma Castilla dirige en la U. CEU San Pablo el estudio sobre estrategias terapéuticas en enfermedades neurodegenerativas

Guardar

La catedrática de Fisiología de la U. CEU San Pablo, Inma Castilla de Cortázar, dirige la investigación sobre las fisiopatologías de las deficiencias de las moléculas endógenas, cuyas implicaciones abarcan múltiples frentes, como la fibrosis o el propio funcionamiento general del organismo. El proyecto buscaba una posible aplicación para la cirrosis hepática con una hormona de síntesis hepática -conocida como IGF-1 (Insulin-like Growth Factor I)-, escasa en los pacientes que padecían esta patología. De acuerdo con Castilla de Cortázar, el mayor conocimiento de la hormona IGF-1 puede suponer importantes avances para la sociedad, puesto que al ser el brazo armado de la hormana de crecimiento GH, sus aplicaciones son muy grandes. Se podría evitar, por ejemplo, que el hígado se fibrose del todo ante un caso de cirrosis, o se podrían desarrollar importantes aplicaciones en enfermedades asociadas al envejecimiento, entre otros muchos efectos.