Funcionarios y empresas constituyen el 40% del aseguramiento sanitario privado

Alrededor de un 40 por ciento de los seguros privados de asistencia sanitaria son suscritos por la función pública y las empresas para sus trabajadores, según datos ofrecidos este miércoles por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que ya cuenta con 50.000 firmas para reclamar la recuperación de la desgravación fiscal por las pólizas.

Guardar

Yñaki Ereño y Juan Abarca, presidente y secretario general del IDIS, presentaron datos actualizados del informe 'Sanidad privada, aportando valor', que muestran que el número de asegurados creció un 0,6% con respecto al año anterior, de 8.781.000 a 8.837.000, un incremento debido, fundamentalmente, por la suscripción de pólizas corporativas. Según explicó Ereño, los seguros individuales o familiares se han retraído a consecuencia de la crisis.

 

Segundo país en Europa

 

Juan Abarca, Iñaki Ereño y Fernando Mugarza 
Juan Abarca, Iñaki Ereño y Fernando Mugarza

Con un gasto sanitario privado de 26.697 millones de euros, España el país europeo con mayor contratación de sanidad privada, después de Suiza. Según los cálculos del IDIS, el gasto sanitario privado y el gasto sanitario público de provisión privada representaron en España aproximadamente el 3,24% del PIB.

 

La red sanitaria privada, que incluye desde hospitales de diversa finalidad asistencial hasta laboratorios de análisis clínicos, pasando por clínicas de estética, clínicas odontológicas, centros de reproducción asistida, etc. está presente en todas las comunidades autónomas y provincias, con un total 447 centros, lo que representa un total de 53.530 camas. Es decir, supone el 51% de los hospitales de nuestro país y el 33% de sus camas.

 

El 40 por ciento de los mismos tiene conciertos con la sanidad pública y un seis por ciento está integrado en la red del SNS. Las comunidades autónomas de Cataluña, Madrid y Andalucía son las que cuentan con más camas y mayor número de hospitales privados. La colaboración estratégica con el sistema público, a través de conciertos en más de 220 hospitales médico-quirúrgicos y quirúrgicos privados, supone el 10,4% del gasto sanitario público. También se han visto incrementados las concesiones y el mutualismo administrativo cuya cifra alcanza casi los 2 millones de mutualistas, representando MUFACE al 66% de los mismos.

 

Campaña por la desgravación fiscal

 

En atención a la contribución a la descarga de presión asistencial y gasto en el sistema sanitario público, el IDIS intensifica su campaña para recuperar la desgravación fiscal por la suscripción de una póliza.

 

Según Abarca, "descarga, porque descongestiona la sanidad pública a través de la actividad que llevan a cabo los hospitales privados, los cuales registraron en 2009 un aumento de las altas en un 1%, un aumento de las intervenciones quirúrgicas en un 2,5%; y un incremento de las urgencias registradas de un 5,2% en nuestro país con respecto al año anterior. Y ahorro, porque dado el modelo de seguro sanitario privado en España (seguro duplicado), los 7 millones de asegurados con pólizas privadas utilizan menos o no utilizan la sanidad pública, lo que puede considerarse una subvención oculta para el sistema público". El IDIS calcula que si se aplicase de nuevo la desgravación fiscal sanitaria a la contratación de seguros sanitarios privados el número de asegurados podría incrementar hasta en un 15%.

 

Con este fin, en diciembre de 2011 el IDIS puso en marcha la campaña de recogida de firmas 'Por un sistema sanitario que llegue a todos', iniciativa que ya casi ha alcanzado las 50.000 firmas. En línea con todo ello, Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo del IDIS, argumentó el beneficio desgravar fiscalmente la contratación de los seguros sanitarios privados. "Haciendo uso de la provisión sanitaria privada se está contribuyendo a garantizar la accesibilidad para la población al sistema sanitario público; se descarga financieramente a la sanidad pública; supone una manera de contribuir al ahorro de las familias y un estímulo para la creación de empleo".