Fernández-Lasquetty reclama a los socialistas que pidan perdón tras el levantamiento de la suspensión de los pliegos por el TSJM

Con un semblante más relajado que el que mostraba días atrás, el consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, compareció ante los medios de comunicación para anunciarles que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) no solo había levantado la suspensión de los pliegos correspondientes a los seis hospitales madrileños, sino que el recurso del PSOE había sido rechazado en su totalidad.

Guardar

Javier Fernández-Lasquetty
Javier Fernández-Lasquetty

El anuncio le llevó a afirmar en la rueda de prensa que los socialistas tendrían que pedir perdón a los madrileños por los perjuicios causados durante estas dos semanas de incertidumbre. También consideró que debieran solicitar el perdón de sus propios afiliados, puesto que las actividades judiciales detraen dinero del partido. Antes, había evaluado que a quienes había perjudicado más la suspensión había sido a los profesionales que trabajan en los hospitales a externalizar, deseosos de dejar atrás el conflicto para ponerse a trabajar y sacar los hospitales adelante.

 

La justicia le da la razón al gobierno madrileño

 

Al comienzo de la breve rueda de prensa, el consejero Fernández- Lasquetty entró directamente en la cuestión puntualizando que el TSJM no sólo había levantado la suspensión cautelar de los pliegos, sino que había rechazado todo el recurso socialista, lo que le llevó a la consideración de que la justicia le da la razón al gobierno de Madrid y se la quita al PSOE. Así que consideró que ahora se puede seguir trabajando en su habitual expresión "por una sanidad pública, gratuita y de máxima calidad"; lo que quiere decir que se seguirá con una forma de gestión similar a la de los tres hospitales ya externalizados, "con unos resultados de calidad y con una reducción de costes".

 

El intento de trasladar el discurso político a los tribunales

 

Volviendo al recurso socialista, el consejero lo valoró como un recurso ideológico y político, "que pretende trasladar el debate político a los tribunales", en un intento de hacer partidista a la justicia. Esgrimió Lasquetty que, frente a los esfuerzos del presidente de la Comunidad Autónoma Madrileña, Ignacio González, por sortear la crisis, manteniendo altos parámetros de calidad, el líder socialista madrileño, Tomás Gómez, no había hecho una sola propuesta en los casi nueve meses de conflicto sanitario. Lo que sí afirmó que hizo Tomás Gómez fue plantear "una estrategia de combate para impedir las reformas".

 

"Ni las huelgas, ni las mentiras, ni las amenazas, ni el acoso procesal han impedido seguir adelante", afirmó. En este sentido, recordó que no es la primera vez que se intenta parar una iniciativa popular en los tribunales y se remontó a hace tres años cuando el propio Tomás Gómez quiso parar la libre elección de médicos.

 

Continuó Fernández Lasquetty afirmando que en aquella ocasión los argumentos fueron los mismos que en la actualidad, "que se desmantelaba la sanidad, que se hacía un daño irreparable al sistema público" y abundó el consejero en que se presentó un recurso que fue rechazado en 2010. Ahora, reiteró, también le están "tumbando" los recursos.

 

En cuanto a las consecuencias del parón de dos semanas, provocados por la admisión del recurso de suspensión socialista, Fernández- Lazquetty, explicó que se trata de un retraso de dos semanas que han creado dudas e incertidumbres, pero que se seguirá adelante con la tramitación y con el cambio de gestión en septiembre, "con toda normalidad, ya que se trata de un cambio interno de la gestión".

 

Las empresas concesionarias aún no depositaron la fianza

 

También aclaró el consejero que las empresas no han depositado aún las fianzas correspondientes, debido a que la tramitación ha estado parada, pero indicó que continuará en la forma en que establecen los propios pliegos. Contestó a la pregunta de que si a partir del percance ocurrido la Consejería que lidera sería más cuidadosa, que errar es de humanos y que las decisiones que se toman se revisas si bien " a veces se cometen errores".

 

La coherencia anticuada de IU

 

Uno de los periodistas le leyó un titular que acababa de aparecer en la prensa y que sostenía que IU insistía en parar la privatización "con independencia de lo que digan los tribunales". Tras sopesar que era normal que a IU no le gustara la decisión del TSJM, aseguró que Izquierda Unida era el único partido coherente, porque "sigue diciendo lo que ha dicho toda la vida". Y se remontó a la aprobación de la ley 15/97, que votada por PP y PSOE, abría la puerta a la externalización de la gestión sanitaria; si bien, añadió, que no le vendría mal a IU actualizarse.

 

El concurso, suspendido desde el pasado 10 de julio, sigue adelante con la externalización de la gestión de los hospitales Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Hospital del Henares (Coslada), hospital del Sureste (Arganda del Rey) y el hospital del Tajo (Aranjuez)